El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, abandonó la tarde de este viernes el Reclusorio de Tepepan, para continuar con su proceso penal desde su casa, ubicada en la alcaldía Coyoacán.

Tras esperar a una ambulancia que ayudó a su traslado, Granier Melo abandonó la prisión, en compañía de sus abogados y personal de la Agencia de Investigación Criminal.

La medida de seguridad domiciliaria se le otorgó al exfuncionario el pasado 15 de enero por el Juzgado Tercero Penal de Tabasco, con base en los 70 años de edad de Granier, quien enfrenta una sentencia por peculado respecto al expediente 157/2013 con pena corporal de 10 años, 10 meses y 15 días de prisión

erp