El candidato a la presidencia de la República de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, aseguró que cancelar la Reforma Educativa sería una “regresión gravísima” y que en caso de ganar la siguiente elección, estaría dispuesto a dialogar con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para establecer mecanismos que mejoren la enseñanza.

Durante su participación en el foro "10 Preguntas por la Educación" convocado por organizaciones de la sociedad civil, a pregunta expresa sobre un posible diálogo con la CNTE, el candidato del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano indicó que el problema va más allá de eso. 

“Creo que es un problema mucho más complejo que una simple convocatoria, por supuesto que mi respuesta de inicio es que sí (ir a un diálogo directo con la CNTE), pero necesitamos entender que hay ahí un reto de orden monumental”. 

Asimismo advirtió que los profesores están molestos y en contra de la reforma, porque además “no hubo un mínimo de pedagogía” para explicarla.

Añadió que se tiene que hacer que los maestros se sientan parte de la reforma y convencerlos de que la evaluación debe seguir. 

En ese sentido consideró que se debe cambiar el esquema de gasto en capacitación; “ya que ahora tres de cada cuatro pesos se van a la evaluación y uno a capacitación”, acotó. 

Planteó también que en las instituciones educativas se enseñen lenguajes indígenas, inglés y español, los que consideró importantes idiomas.

Además de dar conectividad y repartir tablets, en lugar de grandes equipos tecnológicos que se vuelven arcaicos en poco tiempo, como fue el caso de Enciclomedia.

Ricardo Anaya también se pronunció por la permanencia de becas en el caso de que el problema sea económico cuando a alguien se le dificulte continuar en la escuela.

salvador.corona@eleconomista.mx