El objetivo en seguridad será regresar a los niveles que se tenían de incidencia delictiva hace una década en el país señaló este miércoles Ricardo Anaya Cortés, candidato a la presidencia de la República por la coalición Por México al Frente.

“Los últimos 10 años se ha triplicado el gasto en seguridad y la violencia ha seguido aumentando. Tenemos que atender, por un lado, las causas más profundas de la violencia y, por otro lado, enfrentar el problema con una nueva estrategia”, dijo. 

En un hotel de la ciudad de Guadalajara, antes de reunirse con líderes de las sociedad civil organizada del estado de Jalisco, el aspirante presidencial reiteró su postura a favor de la figura del mando mixto como parte de la estrategia.

“Nosotros hemos venido insistiendo desde hace varios años en la necesidad de un nuevo marco normativo… La ley de Mando Mixto en la que tanto insistimos lamentablemente ha sido de manera reiterada bloqueada en la Cámara de Diputados y en el propio Senado de la República. Estamos convencidos de que no podemos seguir como estamos”, refirió.

Anaya vituperó nuevamente la actual estrategia de seguridad implementada en el país ya que, dijo, “no basta con estar descabezando a las organizaciones” criminales sino se deben de acompañar con una estrategia basada en la inteligencia. 

“Propongo crear una nueva Secretaría, la Secretaría de Seguridad Ciudadana, las labores de seguridad pública no deben estar en un área política como es la Secretaría de Gobernación, duplicar el tamaño de la Policía Federal para poder apoyar de mejor manera y de manera subsidiaria a las entidades federativas”, apuntó.

En este sentido, el expresidente panista arguyó que un factor importante para bajar los niveles de violencia en el territorio nacional es parar el contrabando de armas desde Estados Unidos. 

Se necesita hacer “un esfuerzo serio, esto implica un cambio en la relación con Estados Unidos para evitar que lleguen las armas a los delincuentes. Recuerden ustedes que cada año están entrando de Estados Unidos a México más de 200,000 armas de manera ilegal”, señaló.

En otro tema, el candidato a la Presidencia tildó como “una mentira más” las acusaciones hechas por su contendiente a Los Pinos, Andrés Manuel López Obrador en referencia a que empresas como Coppel, Aeroméxico y Telmex están presionado a sus empleados para que voten a su favor.

“Está obsesionado, está muy preocupado porque sabe que nosotros estamos avanzando a muy buena velocidad y que le vamos a ganar la elección. Yo le recomiendo que se tranquilice y que se serene y que abandone ya la teoría del complot y que abandone sus obsesiones”, enfatizó.

[email protected]