El candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, consideró que la gente es la única que paga los platos rotos cuando una persona como Andrés Manuel López Obrador se confronta con empresarios porque eso, dijo, detiene las inversiones y se pierden empleos.

En conferencia de prensa señaló que este conflicto que ha provocado el aspirante del partido Morena a la Presidencia de la República no es sólo un problema con un grupo de empresarios, sino un asunto de la máxima gravedad porque afecta a la gente y amenaza el trabajo de la gente.

Añadió que en la historia del mundo cuando este tipo de conflictos sucede se detienen inversiones y empleos y los afectados son los que pierden su trabajo, por lo que en esto, insistió, está en juego su trabajo y eso es lo que pone en juego con su actitud violenta.

“Regresó el López Obrador violento que espanta las inversiones, hoy ha vuelto a quedar claro que es una amenaza para los empleos. Cuando se pelea y agrede a quienes le dan trabajo a más de un millón y medio de personas en nuestro país”.

Acompañado por el coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, aclaró que México necesita ser un país de leyes y con Estado de derecho, por lo que está en contra de la amnistía, porque creen en la aplicación de la ley, esto luego de que López Obrador ofreciera borrón y cuenta nueva a partir del 1 de julio.

Recordó que plantean que debe haber una fiscalía general y una fiscalía anticorrupción autónomas para que la aplicación de la ley no dependa del capricho del gobernante en turno.

Por otro lado, en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebró la víspera, reiteró su compromiso absoluto con la libertad de los medios de comunicación.

En caso de ganar las elecciones, dijo, establecerá una nueva relación con los medios de comunicación, habrá un modelo democrático para poner el énfasis en la transparencia y el flujo de la información para promover un periodismo democrático, profesional y ético.