Huauchinango, Puebla. El aspirante presidencial, Ricardo Anaya Cortés desestimó la utilización de la seguridad proporcionada por el gobierno federal.

Ante la pregunta expresa sobre si se seguirá negándose a ocupar la seguridad del Estado Mayor en su gira de llamado al voto por el país, el candidato de Por México al Frente, indicó que seguirá “recorriendo el país; el que nada debe nada teme y por supuesto el llamado es a que el gobierno redoble sus esfuerzos para garantizar la paz y la tranquilidad para toda la gente, para todas la ciudadanas y todos los ciudadanos”. 

Asimismo, el expresidente panista dijo que el gobierno federal está obligado no sólo a garantizar la seguridad de los candidatos a la presidencia del país, sino también la de los ciudadanos en general que sufragarán el próximo 1 de julio.  

En este sentido, el candidato de la coalición lamentó el atentado que sufrieron elementos del equipo de seguridad el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, al tiempo que aseveró que se dejarán “amedrentar”.

“Mi absoluta solidaridad con el gobierno de Chihuahua y con el gobernador del estado, Javier Corral e impulsarlo a que siga adelante en esta lucha valiente por recuperar la paz y la tranquilidad en el Estado de Chihuahua… por supuesto expresar también la solidaridad a los agentes que fueron heridos, afortunadamente se encuentran fuera de peligro”, indicó.

Anaya enfatizó que el atentado que sufrieron los elementos del cuerpo de seguridad del gobernador Corral tiene que ver con las acciones que se realizan en el estado para generar seguridad entre la población. 

Regularizar adeudos de luz

En otro tema, Anaya afirmó que de llegar a Los Pinos ayudará al poblado a regularizar su situación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a quien el municipio le debe alrededor de 130 millones de pesos.

En el mitín, el panista llamó a los pobladores a “comprometerse” con que votarán por él y a cambio ayudará a la población a regularizar su situación con la compañía de luz paraestatal. 

Y es que de acuerdo con reportes periodísticos, Huauchinango mantiene una disputa con CFE desde hace algunos años debido a la falta de pago de luz entre los pobladores y la falta de pago también del municipio sobre el alumbrado público. 

En esta coyuntura, el alcalde del municipio, Gabriel Alvarazo Lorenzo ha afirmado que la Compañía no ha dado mantenimiento a la lineas de alumbrado público, además de señalar que la cantidad que solicita la empresa paraestatal a la alcaldía por el servicio de luz es elevado tomando en cuenta que está catalogado como un municipio de alta marginación.