La Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular reformas a la Constitución Política, con el fin de ampliar facultades a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para el mejor control del ejercicio del gasto público.

Con esta legislación, que ahora pasa al Senado, también se reducen los plazos para la presentación de la Cuenta Pública, para lo cual se reformaron los Artículos 73, 74, 79, 116 y 122 constitucionales.

Las reformas también establecen un Sistema Nacional de Fiscalización y se faculta al Congreso de la Unión a expedir leyes generales con el fin de regular el funcionamiento de dicho sistema.

Este dictamen se aprobó el martes en lo general, con 248 sufragios a favor y tres en contra, a excepción del Artículo 79, cuya votación en lo particular quedó pendiente luego de que la sesión ordinaria se suspendiera por falta de quórum.

Al reanudar la discusión en lo particular sobre este dictamen, los diputados aprobaron con 236 votos favor, 98 en contra y ocho abstenciones ese artículo en los términos de la reforma.

Con ello se fiscalizarán los recursos federales que destinen y se ejerzan por cualquier entidad, persona física o moral, pública o privada, con inclusión de los destinatarios, a proyectos de inversión de coparticipación público-privado y los transferidos a fideicomisos, mandatos, fondos o cualquier otra figura jurídica.

Con lo anterior se desechó la reserva presentada por la diputada Laura Itzel Castillo, del Partido del Trabajo (PT), que proponía eliminar el término asociaciones público-privadas en el Artículo 79.

MIF