El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) iniciaron con la acción de interponer amparos contra la reforma educativa, por considerar que afecta los derechos laborales. El gremio que lidera Elba Esther Gordillo, antes de vencer el plazo para interponer amparos -hoy-, cuenta con más de 500,000 trámites de profesores. Ayer, la CNTE entregó en el Palacio de Justicia Federal 100,000 solicitudes de amparo de docentes.

Diversas secciones del país, pertenecientes al SNTE, reportaron aceptable afluencia de profesores -desde el domingo y hasta ayer por la tarde-, que acudieron a los módulos para entregar la documentación e interponer el amparo.

Por ejemplo, en Tlaxcala, fueron 10,000 maestros integrantes de la sección 31 de SNTE los que realizaron el trámite; en Hidalgo fueron alrededor de 43,000 trabajadores de las ocho organizaciones que componen la Sección XV.

Las representaciones sindicales en las escuelas repartieron a los docentes los formatos y requisitos para interponer el amparo. El reparto incluyó a profesores maestros basificados, no basificados; interinos, directores, supervisores.

La CNTE realizó una marcha para entregar las solicitudes de amparo ante la autoridad federal. Fueron 100,000 profesores los que realizaron el trámite.

De acuerdo con la CNTE, esta cantidad sólo corresponde a profesores adscritos en Oaxaca, zona metropolitana de la ciudad de México y Michoacán.

En el caso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, los trámites son encabezados por los secretarios generales de las 55 secciones. Cabe mencionar que la medida se toma como consecuencia de la aprobación de la reforma educativa -en diciembre- y forma parte de la estrategia diseñada y avalada por el Consejo Nacional del SNTE el 20 de diciembre.

Y es que a partir de la publicación de la nueva ley en el Diario Oficial de la Federación, se tuvieron 30 días hábiles para interponer el amparo.

Otras de las acciones que el SNTE aprobó desde diciembre del año pasado es que los maestros realicen actividades como volantear, recabar firmas e informar a los padres de familia sobre los alcances de las modificaciones constitucionales.

jreyes@eleconomista.com.mx