Los municipios con los más altos niveles de violencia de México han dado un giro en su orientación política. Durante los siguientes tres años la mayoría de los municipios catalogados como los más inseguros del país serán gobernados por los partidos de la alianza Juntos Haremos Historia, del candidato ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

Con el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) casi finalizado en todos los municipios cuyas presidencias municipales se renovaron este domingo, Morena aventajaba junto a los tres partidos de la alianza a nivel federal, o en compañía con alguno de ellos, en siete de los 11 municipios donde se desplegó el operativo Escudo Titán.

Dicho operativo, implementado por Gobernación desde principios de este año, tiene el objetivo de reducir los altos niveles que se registran en delitos como el asesinato, además de buscar erradicar la impunidad al tratar de cumplimentar órdenes de aprehensión pendientes a ejecutarse en los municipios.

Los Cabos en Baja California Sur; Naucalpan en el Estado de México; Juárez en Chihuahua; Manzanillo y Tecomán en Colima, serán gobernados por Morena, el Partido Encuentro Social y el Partido del Trabajo (PT) durante el próximo trienio.

En tanto que Acapulco, Guerrero, será gobernado en adelante, de acuerdo con el PREP, por Morena y el PES, mientras que Benito Juárez, en Quintana Roo, estará liderado también por Morena, aunque en alianza única con el PT.

En este sentido, de acuerdo con el ranking de Los Municipios más Peligrosos del 2017, creado por el Consejo Mexicano para la Seguridad Pública y que se presentó hace algunos meses, Morena en conjunto con alguno de sus partidos aliados para el proceso electoral 2018, gobernará tres de los cinco más peligrosos catalogados por la organización: Tecomán, Manzanillo y Acapulco.

Cabe señalar que la ONG creó su ranking a través del análisis de indicadores que se registran en las entidades en materia de homicidios, secuestros, extorsiones, lesiones y robo con violencia.

Morena y sus aliados también se alzaron con la victoria en los municipios poblanos de Tecamachalco, Palmar del Bravo, Quecholac y Acatzingo ubicados en el Triángulo Rojo, en donde se tienen los más altos registros de huachicoleo en México.

Tanto en los municipios integrados en el Escudo Titán, los tres del ranking del Consejo Mexicano y los del Triángulo Rojo, Morena en alianza arrebató las alcaldías gobernadas hasta ahora por PAN, PRI y un independiente.