Diversas instituciones, tanto públicas como privadas han anunciado que para el siguiente ciclo escolar, que se prevé inicie en agosto, ya se cuenta con los protocolos necesarios para la reanudación de sus actividades.

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) informó que se reforzarán las medidas sanitarias de sus sedes de manera estricta, además de dividir el número de alumnos que podrán asistir a las aulas en pequeños grupos presenciales, mientras otros tomarán clases en línea.

A los estudiantes que asistan a clases presenciales se les exigirá el uso de careta, guantes, cubrebocas, gel antibacterial para evitar posibles contagios de Covid-19 en las aulas, además de los filtros que se tendrán en las entradas para identificar a estudiantes que tengan algún síntoma relacionado con dicha enfermedad.

En el mismo sentido, la Universidad Autónoma de México (UNAM) informó que se regresará a labores cuando la contingencia sanitaria lo permita, y las autoridades consideren que es posible regresar. Cuando esto así suceda, el retorno será de forma gradual, bajo medidas sanitarias estrictas que incluyen el correcto uso del cubrebocas. Las indicaciones pertinentes se comunicarán a la comunidad con 15 días de antelación.

Señalaron que dado que el tamaño y capacidad de los espacios de estudios: aulas, salones de seminario, auditorios, laboratorios, bibliotecas, clínicas, espacios de servicios a la comunidad, etc., es muy variable, cada entidad o dependencia deberá determinar su aforo seguro. Se tomará como pautas generales reducir a un máximo del 50% de su capacidad, buscando siempre preservar la distancia segura. De acuerdo a lo anterior, se programarán todas las actividades docentes para que los estudiantes puedan tener semanas presenciales y semanas virtuales.

En la misma ruta, el Tecnológico de Monterrey señala que en cuanto a las medidas de seguridad dentro de sus campus, será imprescindible el uso de cubrebocas y seguir las recomendaciones de sana distancia, así como las prácticas de cuidado e higiene dentro de las instituciones.

Asimismo, informaron que el 10 de agosto se iniciarán las clases de manera remota, y a partir de septiembre se empezará a migrar a actividades de manera presencial, cumpliendo con las normas de las autoridades. Se les permitirá a los estudiantes combinar actividades presenciales y remotas, según sus circunstancias y las condiciones que tengan en sus ciudades.

En todos los casos, las instituciones se comprometen a garantizar la limpieza de los espacios de estudio y trabajo, además de que se recomendará que los usuarios limpien de manera frecuente las superficies (escritorios, bancas, pupitres, teclados, etc.) al inicio y término de su utilización.

[email protected]