El 16 de marzo, Andrés Manuel López Obrador solicitará su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE) como candidato de Morena, PT y Encuentro Social a la Presidencia de la República.

 

Será la tercera vez consecutiva que López Obrador participa en un proceso electoral como candidato presidencial. Hace seis años fue abanderado por el Frente Amplio Progresista (PRD-PT-MC), y hace 12 por la coalición Por el Bien de Todos (PRD, PT y Convergencia).

Para esta candidatura del 2018, López Obrador conformó la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT y Encuentro Social).

En otro tema, López Obrador publicó este fin de semana en sus redes sociales mensajes para aclarar, dijo, malos entendidos sobre el discurso que ofreció el viernes en la Convención Bancaria.

Aseguró que no se trató de una amenaza para nadie, cuando afirmó que en caso de haber fraude en las elecciones del 1 de julio, él se retirará a su rancho de Palenque, Chiapas, “y a ver quién va a amarrar al tigre; el que suelte el tigre que lo amarre”.

“el pleito es real”

Después, por la misma vía, escribió sobre los conflictos entre sus adversarios: “El pleito del PRIAN es real, no fingido; es importante no azuzar. El horno no está para bollos. Es mejor que se vean como adversarios a vencer y no como enemigos a destruir. Nadie debe ser avasallado ni atentar contra la estabilidad de México. Bájenle una rayita a su beligerancia”.

jmonroy@eleconomista.com.mx