Los gobernadores de la Alianza Federalista aceptaron el acuerdo democrático propuesto por el presidente Andrés Manuel López para evitar tintes electoreros en programas sociales o uso indebido de recursos durante el proceso electoral que se avecina el próximo 6 de junio.

Aunque los mandatarios exigieron al presidente López Obrador retirar a los llamados “servidores de la nación” de la campaña de vacunación contra el Covid-19 en el país.

“Señor Presidente, con independencia a las obligaciones que la legislación impone a toda autoridad en materia electoral, refrendamos a la nación nuestra convicción y compromiso de que ningún poder intervenga indebidamente en estos procesos electorales, los más complejos de nuestra historia”, acotaron.

También, la Alianza Federalista expresó su preocupación e inconformidad enérgica respecto de la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) que avalada por los diputados y próxima en revisión del Senado.

A través de una carta al Ejecutivo, los gobernadores afirmaron que de convertirse en ley, los cambios en electricidad serán contrarios a los que deberían ser los objetivos prioritarios de la política energética. “La energía es una necesidad básica para la vida y el bienestar de los mexicanos, por ello las acciones en esta materia deben crear condiciones para garantizar un abasto de energía suficiente, a precios competitivos, con calidad y respetuosa del medio ambiente”.

De acuerdo con la Alianza Federalista, la reforma eléctrica “no fortalecerá a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ya que convertirla en monopolio como se pretende con esta reforma solo la hará más ineficiente y gravosa para los mexicanos.

Reclamaron las agresiones en contra de la Auditoría Superior de la Federación, cuando están expeditos los mecanismos para presentar aclaraciones a los informes de la propia Auditoria, tal y como lo hacemos los gobiernos de la Alianza cada año. Esa es la vía procedimental, administrativa, política y ética a honrar.

“México urge de concordia, armonía y entendimiento. Su ofrecimiento debe ir acompasado de discurso y acciones claras y contundentes que cesen la escalada de polarización que lacera el alma de la Nación mexicana”.