El aplazamiento en la designación de tres nuevos consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) por parte de la Cámara de Diputados abre la posibilidad de caer en una situación de inconstitucionalidad, advirtió Armando Ríos Piter.

Desde la óptica del coordinador del grupo parlamentario del PRD en la Cámara Baja, el hecho de que el Consejo General del IFE funcione sólo con seis de sus nueve integrantes impide contar con mayorías calificadas, como demanda la normatividad correspondiente.

Todo eso, en conjunto, hace que el Instituto mantenga una situación de vulnerabilidad y no de fortaleza como la que requerimos los ciudadanos para el proceso electoral (federal) del 2012 (cuando se disputará la Presidencial de la República) .

La sola designación pendiente de tres nuevos consejeros electorales, agregó, es materia suficiente para convocar a la Cámara Baja a la realización de un periodo extraordinario de sesiones a la brevedad.

Ríos Piter consideró urgente concretar el tema antes del 30 de junio, junto con la serie de cambios pendientes en materia de reforma electoral, indispensables para dar certidumbre a los comicios presidenciales del 2012.

Agregó: Hemos propuesto un método que permite el consenso entre las principales fuerzas políticas para evitar que los consejeros electorales se vean como correas de transmisión y evitar así que esta posición del PRI sea la que impere, sino que sean representantes ciudadanos, y ahí seguiremos empujando .

El método que propuso a la Junta de Coordinación Política de la Cámara Baja, el órgano de gobierno responsable de definir la terna de candidatos a consejeros electorales, que se someterá a la aprobación del pleno cameral, explicó el guerrerense, consiste en concretar acuerdos secuenciales de manera bilateral: PRI-PAN, PAN-PRD, PRD-PRI, por ejemplo, para arribar a los consensos necesarios.

Eso nos permitirá generar consensos y evitar que los partidos impongan a una persona bajo una característica de liga partidista .

[email protected]