La lideresa de comerciantes ambulantes del Centro Histórico, Alejandra Barrios, ofreció disculpas públicas al jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, por las declaraciones que hizo con motivo de la riña entre vendedores y policías.

Tras el enfrentamiento ocurrido el martes pasado en el Eje Central Lázaro Cárdenas, la lideresa dio una conferencia de prensa en la que señaló que negociaría con el gobierno local la liberación de los comerciantes detenidos, entre ellos su hija Graciela Coronel.

Sin embargo, este jueves rectificó que no había pensado ni remotamente que se pudiera negociar la aplicación de la ley .

Públicamente ofrezco una disculpa sincera al jefe de Gobierno, al licenciado Marcelo Ebrard Casaubon, a quien reconozco como un servidor público ejemplar y siempre dispuesto a servir a la ciudadanía , expresó la dirigente.

Enfatizó que la ley no se negocia, por lo que pidió disculpas al mandatario local por las aseveraciones y aseguró que lo que quiso dar a entender es que negociaría la designación de nuevos espacios para el comercio, pero debido a su situación anímica sus palabras no fueron las más precisas.

Barrios reconoció que existe una prohibición para ejercer el comercio en la vía pública del Perímetro A del Centro Histórico, sin embargo, comentó que debe haber flexibilidad de parte de la administración capitalina para no afectar a las familias que viven de esta actividad.

En este sentido, apuntó que son más de cinco mil familias que laboran en este tipo de comercio, pero que gran parte de ellas están establecidas en el Perímetro B del primer cuadro de la ciudad.

mac