La transportación de gasolina a través de los oleoductos Tula-Azcapotzalco y Tula-Toluca fue suspendida, luego de que personas intentaron picar dichos ductos para extraer el combustible de Petróleos Mexicanos, informó el director de la empresa, Octavio Romero Oropeza.

“En el caso del ducto Tula-Azcapotzalco, que abastece con diesel también a la misma zona, sufrimos un piquete en el ducto a partir de las 12 de la tarde y lo tenemos suspendido. Esperamos echarlo a caminar de nueva cuenta en las próximas horas”, refirió.

En la conferencia matutina en Palacio Nacional, dijo que la toma clandestina está ubicada prácticamente en la zona urbana del municipio de Melchor Ocampo del Estado de México, aunque se dificultaba identificar el lugar exacto de la toma.

Refirió que el caso del ducto Tula-Toluca es más delicado: “Un poquito más drástico porque ha venido sufriendo muchos robos. Ahí, el 15 de enero fue el último piquete que le dieron. Ahí se había reiniciado la operación en el ducto y a las dos horas nos dimos cuenta que no llegaba ni un sólo barril. Todo se lo estaban extrayendo, todo lo que se le estaba bombeando era extraído en una zona ubicada en el municipio de Tula, Hidalgo”, reveló.

“Cuando se detectó esa bárbara caída de presión, de inmediato se sacó, se detuvo la operación del ducto para evitar que nos siguieran robando más. Podemos echar de nuevo a caminar este ducto, a partir de evitar estas tomas. Creemos que pueden ser varias porque el volumen que se extraía era el equivalente a 100% de la capacidad del tubo. Entonces, esperamos que esto se resuelva en las próximas horas”, manifestó.

El funcionario mencionó que el ducto Tuxpan-Azcapotzalco está abierto y funcionando: “Uno de los principales, si no es que el principal, el Tuxpan-Azcapotzalco, que alimenta a la Ciudad de México y la zona metropolitana, afortunadamente logramos echarlo otra vez después de que nos lo picaron, de que nos lo boicotearon. Está funcionando normalmente a razón de 170,000 barriles diarios”, expuso.

El secretario de Marina, Rafael Ojeda, indicó que hay 3,200 elementos de esa dependencia encargados de la vigilancia de ductos. Precisó que sólo en el Tuxpan-Azcapotzalco hay 800 elementos. Mencionó que la noche del martes personal naval impidió que un grupo delincuencial se apoderara de una válvula en ese oleoducto.

“El día de ayer (martes) a las 10:12 de la noche, aproximadamente, personal que está haciendo la vigilancia a través de ese ducto detectó movimiento de personas que iban a robar sobre una toma. Afortunadamente se llegó a tiempo y esos elementos salieron corriendo junto con las camionetas”, explicó.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, dijo que se incrementarán a 5,800 los elementos de esa dependencia para reguardar los 11 principales ductos de Pemex.

Por su parte, el general de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Homero Mendoza Ruiz, indicó que a las 0:30 de la madrugada de este miércoles, los sensores de movimiento alertaron de la presencia de tres vehículos y seis personas en el ducto Tula-Toluca, por lo que un helicóptero de la Marina despegó de Santa Lucía para impedir la picadura.

Mencionó que el helicóptero no pudo descender en el lugar, pero un equipo terrestre se presentó, aunque las personas habían huido del lugar sin lograr su propósito.