En estos momentos, el reto de Acción Nacional es volver a ser un partido congruente consigo mismo, aseveró tajante Manuel Gómez Morín Martínez del Río.

El exaspirante a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional de ese instituto político explicó que esa organización requiere volver a ser congruente con sus principios.

Expuso que el PAN, con su doctrina y sus fortalezas, sale al Congreso de la Unión, los congresos locales y a los estados y hace buenos gobiernos.

Para que eso ocurra, dijo que en lo primero que hay que trabajar es en la unidad, pero no aquella que sirva a los intereses de un grupo o determinados grupos sino en torno a los intereses de Acción Nacional.

En su opinión, para establecer la relación que se requiere en estos momentos entre Acción Nacional y el presidente electo Andrés Manuel López Obrador es necesario que quien esté al frente del panismo tenga la autoridad moral para hacer todo tipo de señalamientos al mandatario.

“Si (AMLO) dice ‘yo represento la honestidad, la moral en la política’, pues en Acción nacional tendrá que haber un presidente que no tenga cola que le pisen y que efectivamente pueda hablar de moralidad y honestidad sin temor alguno”, refirió.

En el caso del rol del panismo en las cámaras, recordó que a ese partido le ha tocado ser oposición muchas veces, desde sus orígenes y ha demostrado que sí se puede hacer una oposición y se puede gobernar haciéndolo inteligentemente, trabajando y defendiendo sus propuestas.

Indicó que ante la actitud de López Obrador de decir que él no habla con la mafia del poder, debe haber un líder panista que le pueda decir de frente: “Yo no soy ninguna mafia del poder, yo soy un ciudadano decente, responsable, honesto y a mí no me vas a poner ese tipo de sello”.

Por otra parte, aseguró que el equipo del senador Marko Cortés, con quien compitió por la dirigencia nacional panista, representa la continuidad en el partido y lo que no debe ser.

Es de la misma gente que provocó la derrota del pasado 1 de julio. Por este motivo, a lo largo de la campaña fue insistente en que la comisión encargada de organizar la elección interna actuara con imparcialidad, sin intervenir de ninguna manera en el proceso.

[email protected]