El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los integrantes del Frente Nacional Anti-AMLO tienen garantizadas todas sus libertades para mantener el plantón.

En su discurso en Morelos, en el marco del Programa Nacional de Reconstrucción (por los sismos), el Ejecutivo indicó: “No somos iguales, no somos autoritarios, no somos represores, se garantizan libertades plenas”.

El mandatario incluso llamó a que los líderes del movimiento se mantengan en el campamento, como él hizo en el 2006 cuando desde la oposición “exigió justicia y democracia”.

“Que se sientan seguros porque vamos a (cuidarlos)... van a tener todo lo que necesiten para que se garanticen sus libertades... Ellos deben saber que tienen todas las garantías para manifestarse, que no van a ser molestados, que se van a poder quedar ahí en sus casas de campaña, como nosotros lo hicimos”, enfatizó.

Añadió que antes protestaba el pueblo raso por justicia y democracia, mientras que ahora se manifiestan los que se beneficiaron durante mucho tiempo y piensan que van a regresar esos tiempos de abuso y de corrupción, señaló.

La tarde del sábado, personas que conforman el movimiento opositor al presidente acamparon sobre avenida Juárez luego de intentar hacerlo en el Zócalo, como protesta para exigir la renuncia de López Obrador, pero la policía capitalina les impidió el paso.

La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México justificó el no permitir el paso al contingente por parte de los policías ante un inminente choque de movilizaciones, ya que había otras dos manifestaciones en la zona.

“El hecho de que FRENA se quede en avenida Juárez es más seguro para sus integrantes que si ocupan el Zócalo capitalino, donde llegan diversas expresiones, algunas de ellas de forma violenta”, argumentó la dependencia.

maritza.perez@eleconomista.mx