El subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, anunció que además de Morelia y Uruapan, donde ya se implementaba el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (PNPSVD), este se extenderá a los municipios de Apatzingán y Lázaro Cárdenas, dos de las 27 localidades de tierra caliente michoacana donde las fuerzas federales fueron enviadas para restaurar el orden y la seguridad.

El PNPSVD inició en febrero del 2013, en 57 demarcaciones prioritarias, donde la Subsecretaria de Prevención de la Secretaría de Gobernación, que encabeza Roberto Campa, definió 48 municipios, dos delegaciones del DF y siete zonas metropolitanas como prioritarias para distribuir los 2,500 millones.

Aunque la Secretaría de Desarrollo Social ha llevado programas sociales a la región de Tierra Caliente, para el 2014 el programa antiviolencia no había sido modificado, por lo que sólo se mantenía a Morelia y a Uruapan como las únicas prioritarias en Michoacán.

Ayer, de gira por la entidad, acompañado del comisionado federal para la seguridad y el desarrollo de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, Campa Cifrián anunció la incorporación de Apatzingán y Lázaro Cárdenas a las zonas prioritarias.

La Segob tiene para el 2014 una bolsa de más de 32,250 millones de pesos para programas de prevención social de la violencia, donde se incluye el Programa Nacional de Prevención del Delito, que tiene 2,595 millones de pesos y está a cargo de la Subsecretaria de Prevención que encabeza Campa Cifrián.

[email protected]