Integrantes de Damnificados Unidos alistan una concentración en el zócalo capitalino, ante el incumplimiento de las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México para la reconstrucción de sus viviendas a más de un año de ocurrido el sismo.

Israel Ballesteros, habitante del Multifamiliar Tlalpan, reprochó en entrevista el “abandono” por parte de los titulares de las dependencias de las mesas de evaluación, en las que incluso han observado “un claro intento de reducir el nivel de los compromisos”.

“Si bien el viernes el Comité Técnico aprobó la transferencia de recursos a nueve edificios que habíamos propuesto y que aprobó la Comisión para la Reconstrucción desde el 25 de junio (7 de Girasoles, Insurgentes Norte 476 y Rincón del Sur 15, edificio 5), nuevamente no aprobó los del Multifamiliar, no puso fecha de cuándo se realizarían las transferencias aprobadas, no abrió y asignó recursos a las subcuentas de todos los edificios que hemos propuesto y están en proceso del proyecto ejecutivo”, dijo.

A esto se suma lo ocurrido en Tláhuac, Xochimilco e Iztapalapa, demarcaciones afectadas por grietas donde asegura, no existe el reconocimiento de las autoridades como damnificados, a quienes sus viviendas no colapsaron, pero sí resultaron afectadas por la falla geológica.

“Que no se nos siga tomando el pelo con mesas y mesas y mesas para siempre decirnos que no se pudo”, criticó.

Explicó que para el Multifamiliar Tlalpan conformado por nueve edificios afectados y uno colapsado se “autorizaron” recursos para iniciar la reconstrucción y reforzamiento. Los 2A y 2C recibirían 32 millones de pesos; los 4A-B y C, alrededor de 27 millones; los 3A-B y C que tienen estructura y dimensiones diferentes oscilan los recursos entre 45 y 50 millones y el 1C que colapsó 24 millones.

“No han liberado nada, sólo al 1C el anticipo de 30%, para los demás nada. Es una asignación de papel y además que han venido rebotando de un lado a otro. El 1C nos puede servir de ejemplo, nos dicen que este lunes nos van a dar la propuesta de asignación del recurso que falta, pero después tenemos que esperar a que el miércoles la Comisión para la Reconstrucción lo vote”, indicó.

Israel Ballesteros detalló que son los mismos funcionarios que están sentados en diferentes mesas de negociación “y juegan a que uno no le autoriza a otro”, aun cuando con los damnificados asumen compromisos que en otra instancia no reconocen o rechazan la posibilidad de asumirlos.

“El Gobierno de la Ciudad dice sí yo te doy (los recursos), pero la Comisión para la Reconstrucción rechaza (...) La Comisión autoriza los recursos, pero el Comité Técnico no, pero es un compromiso de las mesas de negociación y el Comité Técnico está conformado por las secretarías que están en la mesa de negociación y ellas firman la minuta donde dicen que sí van a dar el recurso. Es una simulación todo el tiempo, una pachanga, doble personalidad”, lamentó.

Indicó que desde los damnificados tiene “la lectura” de que la actual administración busca reducir lo más posible el nivel de acuerdos y compromisos asumidos, para que el próximo gobierno tenga mayor margen de negociación e imponga sus ideas sobre la reconstrucción.

“Si liberan los recursos para el Multifamiliar, si asignan recursos en los demás edificios, pues al nuevo gobierno le será más difícil echar para atrás y volver a proponernos que redensifiquemos porque ya estarán los recursos etiquetados”, puntualizó.

Si el gobierno actual retrasa y retrasa, dijo, justamente nos pone en las condiciones de tener que renegociar esa asignación y que la renegociación transite en que no nos paguen la obra sino que tengamos que aceptar un esquema de redensificación, por eso estamos preocupados, lo vemos peligroso y exigimos al actual gobierno cumplir con sus compromisos antes de que se vayan, finalizó.