De acuerdo con cifras exhibidas -en una recomendación- por el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra) de la Secretaría de Salud, en la época de festividades de fin de año, los siniestros en casa habitación, derivado de una falla o mala instalación eléctrica de series de luces y adornos navideños se incrementan hasta en 15 por ciento.

Aunado a ello, se tiene identificado que la principal causa de atención médica durante estas fiestas son las quemaduras por juegos pirotécnicos, sobre todo, en extremidades superiores. Los más afectados son menores de 14 años de edad.

Por ello, en la recomendación emitida, por el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes explica que los niños deben evitar el uso de juegos pirotécnicos y los adultos revisar las instalaciones eléctricas de adornos navideños.

Entre las recomendaciones emitidas, el Consejo advierte que cuando se usen juegos pirotécnicos debe ser en exteriores y alejados de combustibles y sustancias inflamables. Antes de realizar cualquier instalación, revisar series y cables, sobre todo si se usaron en años anteriores y revisar la temperatura de los cables con frecuencia; distribuir las conexiones eléctricas en diversos contactos para no sobrecargarlos y provocar calentamientos.

Apagar las luces cuando la casa se quede sola o al momento de dormir.