El juicio político que pretenden los legisladores del PRD, PT y MC en contra de los magistrados y consejeros electorales es un acto de venganza, afirmó el consejero electoral Marco Baños Martínez.

Honestamente me parece que no ha habido eco de ese punto en las fracciones parlamentarias de los demás partidos políticos, suena a un asunto de pretendida descalificación y venganza sobre la actuación de los consejeros que, a juicio de ese diputado, no han sido de su agrado , puntualizó.

Incluso, el presidente del IFE, Leonardo Valdés, aseguró que se encuentra tranquilo ante el eventual proceso de juicio político.

Por supuesto (está tranquilo). El IFE ha hecho un gran trabajo. Yo estoy seguro de que el apoyo de cientos de miles de ciudadanos que nos ayudaron a instalar las casillas es el soporte del trabajo profesional que hizo el IFE. De tal suerte que no tenemos ninguna inquietud sobre el particular , comentó.

Después de que el excoordinador de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal, advirtió que la próxima semana presentarán la propuesta para el juicio político, el Consejero Electoral aseguró que es sólo una voz que está en su derecho de hacer cualquier valoración y que, en caso de que procediera, presentarán los argumentos sin temor.

Marco Antonio Baños rechazó que el Movimiento Progresista plantee que el IFE se negó a realizar una revisión de asuntos tan delicados como es la fiscalización de los partidos políticos y las quejas por presunto rebase de topes de gastos en la campaña del hoy presidente electo, Enrique Peña Nieto.

En ese marco, el Consejero Presidente de la Unidad de Fiscalización dijo que el IFE no escatimará en multas millonarias a los partidos en caso de que hayan rebasado sus topes en gastos de campaña.

jmonroy@eleconomista.com.mx