Un adolescente mexicano de 14 años de edad murió el lunes en Ciudad Juárez al ser baleado presuntamente desde El Paso, Texas por agentes de la Patrulla Fronteriza, reportaron el martes fuentes oficiales mexicanas.

"Exigimos una investigación a fondo por parte de las autoridades estadounidenses sobre este lamentable hecho", reclamó el gobierno estatal en un comunicado.

La víctima y otros dos jóvenes "se encontraban jugando" en el Puente-Negro de Ciudad Juárez, cerca de las inmediaciones del Río Bravo, y en un momento cruzaron el límite con Estados Unidos.

"Oficiales ciclistas de la Patrulla Fronteriza sorprendieron en ese momento a los jóvenes del lado estadounidense y luego éstos corrieron hacia el lado mexicano", dijo la subprocuraduría de Ciudad Juárez, basada en las declaraciones de los otros dos sobrevivientes al ataque y en la del primer policía municipal que llegó al lugar.

"Dos agentes estadounidense accionaron sus armas aproximándose hasta el bordo del río Bravo", añadió.

El policía municipal añadió en su declaración que "gritó a los agentes estadounidenses que dejaran de disparar y hasta los retó a que le dispararan a él mismo, mostrándoles que no portaba ninguna arma en ese momento", según la subprocuraduría.

La muerte del adolescente en Ciudad Juárez se produce una semana después de la muerte de otro mexicano indocumentado presuntamente golpeado por agentes de la Patrulla Fronteriza en San Diego (suroeste de EEUU), a pocos metros de Tijuana, noroeste de México.

El mexicano de 42 años murió el 1 de junio de un paro cardiaco, tras haber sufrido muerte cerebral por los golpes.

/doch