La salida, en tropel, de los senadores que conforman las fracciones parlamentarias del PAN y PRI en la Cámara de Senadores, del salón de plenos, justo en el momento en que iniciaba la discusión, desplazó la atención de los legisladores del análisis del sexto y último informe del presidente Enrique Peña Nieto en materia de política exterior.

Primero en el uso de la tribuna, en medio del desorden pocos escucharon decir a Emilio Álvarez Icaza, el único senador sin partido, que el presidente Enrique Peña Nieto propuso impulsar un México con responsabilidad global, pero que no cumplió.

En el último tramo del sexenio, enfatizó, se confundió la política exterior con la política personal, y puso como ejemplo de ello el desempeño de Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores, quien “pasará a la historia como un secretario que expuso al presidente y al país a la vergüenza”.

Panistas y priistas ofrecían a esa hora conferencias de prensa y entrevistas colectivas afuera del salón de sesiones para quejarse del trato que les quieren dar, en su calidad de oposición, los senadores del grupo parlamentario de Morena, que son mayoría numérica, y que advirtieron que no permitirán.

Como un “acuerdo mordaza”, calificó Damián Zepeda, coordinador de la bancada del PAN, rodeado de sus correligionarios, algunos de ellos luciendo un esparadrapo en forma de cruz en la boca, el acuerdo de la Mesa Directiva de la Cámara Alta, acabado de aprobar a mano alzada, que disminuye a la mitad el tiempo otorgado por reglamento a los senadores en el uso de la tribuna.

No podían seguir en el pleno cameral, avalando con su presencia “acciones autoritarias del presidente de la Mesa Directiva (Martí Batres)”, explicó Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador de la bancada del PRI, frente a las cámaras de televisión y el enjambre de reporteros.

Claudia Ruiz Massieu, exsecretaria de Relaciones Exteriores y hoy senadora del PRI, regresó a su escaño para esperar turno a la tribuna y poder fijar la posición de su partido.

En esta administración ejercimos una política exterior soberana, responsable, moderna y con liderazgo, expresó.

“La comunidad internacional reconoce el liderazgo de México en distintos temas. Somos un actor con peso global, somos la decimoquinta economía del orbe y la decimoprimera nación más poblada”, reafirmó.

[email protected]