José Luis Ortega Abarca, alias La Gringa, medio hermano del presidente municipal de Tixtla, Guerrero, Gustavo Alcaraz Abarca, fue ejecutado a balazos por hombres armados cuando se encontraba en un domicilio de la colonia San Antonio.

Ortega Abarca se desempeñaba como director de la Comisión de Agua Potable de Tixtla, municipio que encabeza su hermano. La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC) lo señalaban como el líder del grupo delictivo Los Rojos en ese municipio, donde se ubica la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Un grupo de hombres armados arribaron la madrugada del lunes a la casa de la dirigente municipal del Organismo Nacional de Mujeres Priístas (OMPRI), Fabiola Robledo Vargas, en la colonia San Antonio, donde se encontraba José Luis Ortega en una reunión.

Los sujetos armados irrumpieron en el lugar y lo asesinaron de varios balazos.

Al lugar arribaron elementos de la policía ministerial y la Policía Federal, quienes resguardaron el área.

Más tarde arribaron a la escena peritos del Ministerio Público del fuero común, y peritos que trasladaron el cuerpo de José Luis Ortega Abarca al Servicio Médico Forense de Chilpancingo para practicarle la necropsia de ley.

Hace unos meses, el ex director de Desarrollo Social del municipio de Tixtla, Santiago Linares Bautista, se presentó en la delegación de la Policía Federal en Chilpancingo para denunciar que fue retenido por los hermanos Arquímedes y Gustavo Alcaraz Guerrero, hijos del actual alcalde Gustavo Alcaraz Abarca, y quienes pretendían entregarlo a su tío conocido como La Gringa.

A pesar de las denuncias tanto de los grupos de autodefensa de Guerrero, como de los propios ex funcionarios de Tixtla, ninguna autoridad -federal o estatal- inicio alguna investigación en el caso del actual alcalde Gustavo Alcaraz Abarca, y su medio hermano José Luis Ortega Abarca, finalmente asesinado la madrugada del lunes.

[email protected]