Tras afirmar que la migración es un reto global y a la vez una oportunidad para promover el desarrollo, el presidente Enrique Peña Nieto urgió a los países del orbe a suscribir el Pacto Mundial para una Migración Segura, Regular y Ordenada.

“La migración internacional es uno de los retos globales más apremiantes y, al mismo tiempo, una enorme oportunidad para promover el desarrollo”.

En un mensaje a medios que ofreció de manera conjunta con Alan Berset, presidente de Suiza, el mandatario mexicano comentó que en el mundo hay más de 250 millones de migrantes internacionales, cifra que representa 3.4% de la población total del mundo.

“Si canalizamos mejor su potencial, la migración puede ser una gran oportunidad para fomentar el desarrollo económico y social mundial”.

Las remesas de los migrantes contribuyeron el año pasado con 600,000 millones de dólares a la economía global, precisó, monto que es tres veces más que la ayuda oficial al desarrollo.

“El 85% de sus ingresos, además, se queda en los países de destino, no en los de origen de los migrantes”.

Luego de participar en el pánel “Migración Económica: cómo los cambios demográficos a gran escala tendrán un impacto en el empleo, el comercio y la economía global”, que se realiza en el marco de la reunión de líderes sobre cambio climático y al margen de la 73 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, Peña Nieto detalló que el referido pacto, negociado por México y Suiza, que se adoptará en diciembre próximo, demuestra la vigencia del diálogo internacional como instrumento para enfrentar los retos globales de manera responsable y eficaz.

“Este nuevo instrumento reconoce y protege los derechos fundamentales de los migrantes, lo que permitirá diseñar mejores políticas públicas y aprovechar mejor los flujos migratorios.

“Hacemos un llamado a todos los países y Estados parte, a traducir el pacto en acciones concretas basadas en el sentido de responsabilidad compartida”.

Sociedad civil, sector privado, academia y Estados, abundó, deben trabajar juntos para transformar la vida de los migrantes y su relación con las sociedades de origen, tránsito y destino.

“No dejemos escapar esta oportunidad única de tender puentes y aumentar la prosperidad de nuestras sociedades”.

Por último, el titular del Ejecutivo federal hizo votos porque el esfuerzo diplomático de Suiza y México, con el involucramiento de la ONU, permita realmente que el pacto se convierta en un referente que permita ordenar y, sobre todo, garantizar el respeto a los derechos humanos de la población migrante del mundo entero.

[email protected]