El auditor superior de la Federación, David Colmenares Páramo llamó a los gobiernos estatales del país a no obstruir las tareas de las auditorías locales, ya que son claves para poder combatir la corrupción.

En la inauguración del foro "Mejores Prácticas en Materia de Fiscalización" organizado en la Cámara de Diputados, David Colmenares indicó que “es evidente” que el trabajo de las auditorías locales está vinculado a los temas políticos de las entidades.

“No podemos pensar ser realmente efectivos en la lucha contra la corrupción en el estatus en el que muchos estados han mantenido a las Auditorías Superiores de los Estados: es evidente que sigue una vinculación política, una gran dependencia para su funcionamiento y a veces obstáculos para que se mantengan en el cargo los auditores superiores”, dijo Colmenares.

El titular de la Auditoría Superior de la Federación indicó que hay la percepción, por parte de los gobernadores, de que “tener un auditor a modo” les ayudará a realizar mejor el trabajo.

“Finalmente lo que tenemos que entender que cuando las cosas fallan, fallan y no las podemos ocultar. Ha habido presiones a los auditores superiores de los estados, es el caso de Guerrero”, apuntó.

Colmenares Páramo refirió que en la entidad se suscitan cuestiones como retener el presupuesto de la auditoría estatal, remover a integrantes de la institución o incluso realizar auditorías personales a los titulares.

David Colmenares Páramo indicó que hay otros casos en los que ante la negativa de los auditores a renunciar, desaparecen la auditoría estatal o incluso auditores que han sufrido represalias por parte de los gobiernos estatales por criticar a las administraciones locales.