El presidente Andrés Manuel López Obrador e integrantes del gabinete de seguridad están obligados a explicar a detalle a los mexicanos qué sucedió en Culiacán, Sinaloa, el pasado jueves, donde se desató la balacera y violencia en la vía pública que derivó en que las autoridades no pudieron capturar al narcotraficante Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo, preso en Estados Unidos, afirmó Laura Rojas Hernández, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Baja.

“El Ejecutivo Federal le debe una amplia explicación al pueblo de México sobre lo que sucedió el jueves, y es precisamente la Cámara de Diputados, la representación del pueblo, la representación de los ciudadanos, la representación nacional, y me parece que es el foro en el cual el secretario de Seguridad Ciudadana, el secretario de la Defensa Nacional, el titular de la Guardia Nacional, deben dar esa explicación.

“Tienen que dar una explicación. Sin prejuzgar, yo no voy a prejuzgar. El papel, ahorita, me parece (que) es pedir que vengan a dar una explicación, frente a los representantes del pueblo’’.

La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Baja informó que Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, está citado a comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados, el próximo día 31, en el marco de la glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente López Obrador.

“Sin duda, pues esa será la primera oportunidad formal, digamos, ante esta Cámara, para que explique a detalle lo que sucedió el día de ayer’’.

Y llamó a que las comisiones ordinarias de trabajo, en específico las de Justicia y de Seguridad Pública, citen a comparecer al secretario de la Defensa Nacional, y a todos los demás integrantes del gabinete de seguridad, “para que ahí rindan un informe detallado de lo que sucedió (en Culiacán)’’.

Consideró importante recordar que el poder Legislativo está facultado para ser contrapeso, y tener el control y la supervisión del poder Ejecutivo.

“Es en estos momentos en donde esas facultades se tienen que ejercer, independientemente de la conformación política de la propia Cámara de Diputados; somos un poder del Estado, somos un poder autónomo que debe de ejercer esas facultades’’.

Cuestionada sobre si Alfonso Durazo debe renunciar al cargo, dijo que quien tiene que asumir la responsabilidad de lo que sucedió es del presidente de la República, y también es él quien decide sobre los integrantes de su gabinete.

El primer responsable de las acciones de políticas públicas de todas las materias es el presidente de la República y él es el que tiene que valorar si su equipo está haciendo bien o no está haciendo bien el trabajo, dijo Rojas Hernández.

“Lo que sí es importante es, insisto, que esto no se quede en una mañanera, que esto no se quede en una explicación de una conferencia de prensa, de una mañanera, sino que vengan a la institución que es la responsable formal-institucional de supervisión y de control del Poder Legislativo a dar una explicación’’.

Desde su punto de vista, lo sucedido en Culiacán fue la reiteración de lo que ya se sabemos que sucede en el país y que no es nuevo: “esta capacidad de fuego, este poder que tienen las organizaciones criminales y, al mismo tiempo, pues esta limitación que mostró el Estado mexicano el día de ayer para poderles hacer frente.

“Eso es lo que nos tiene que preocupar. Y nosotros, como poder Legislativo, le hemos dado todos los instrumentos institucionales al presidente de la República, no sólo a éste, (sino) al anterior, (y) al anterior. Yo no quiero tampoco personalizar en un presidente de la República’’.

El problema de la violencia e inseguridad, admitió, “tiene décadas en el país".

“Y quiero resaltar en todas estas décadas el papel del poder Legislativo porque, además, me ha tocado ser parte de él durante los últimos diez años y hay que decir que cada propuesta que ha puesto en la mesa desde el presidente (Felipe) Calderón, el presidente (Enrique) Peña (Nieto) y hoy el presidente López Obrador, el Congreso, todas las fuerzas políticas, ahí sí, y pueden revisar las votaciones, prácticamente por unanimidad (las) hemos apoyado", dijo.

“Los temas de seguridad han sido una prioridad para el Congreso y es una causa que nos une a todos, y hemos apoyado, particularmente para este sexenio, la aprobación de la Guardia Nacional, las leyes de Extinción de Dominio, la prisión preventiva oficiosa; algunas no han sido (aprobadas) por unanimidad, pero sí por mayoría.

“La Guardia Nacional sí claramente fue de todos los grupos parlamentarios. El presupuesto, el enorme presupuesto que se le asignó este año a las tareas de seguridad. Entonces, el Congreso ha hecho su parte. Se ha apoyado y se les ha dado a los presidentes (de la República) todas las herramientas institucionales para que puedan combatir al crimen organizado, y pues claramente también es justo que si el Congreso ha hecho su parte, también cumpla con su responsabilidad de llamar a cuentas sobre este tema’’.