El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo no estar de acuerdo con el recorte a la calificación crediticia que dio Fitch Ratings a Petróleos Mexicanos (Pemex) y consideró que es una decisión insensible ante la pandemia que impacta a las economías.

“No comparto ese punto de vista, son muy insensibles algunos organismos internacionales, y los gobiernos, también en el mundo la llamada clase política”, expresó en conferencia matutina en Palacio Nacional.  

Este viernes, Fitch Ratings recortó la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos (Pemex) de“BB+” a “BB”, por lo que la petrolera mantiene su grado de inversión con grado “especulativo”.

Fitch Ratings ha rebajado las calificaciones a largo plazo de emisores en moneda local y extranjera de Pemex. La perspectiva de calificación para todas las calificaciones es negativa”, expresó la agencia calificadora.  

Por ello, el mandatario cuestión la calificación otorgada en estos momentos cuando, dijo, no hay normalidad económica. “Porqué en estos mementos, además que no hay normalidad económica, que tenemos inestabilidad de mercados. Reducen la calificación de los países, no sólo de México, descalifican, no estoy de acuerdo”, subrayó.  

Sin embargo, expresó respetar la decisión de la calificadora, aunque “como esto cambio, sus parámetros ya no son la “biblia” como era antes, al menos en el caso de México. Nosotros estamos pensado en nuestra fortalezas, pensamos en grande”.

AMLO también cuestiono la actuación de algunos jefes de Estado ante la crisis económica provocada por el coronovirus y el precio del petróleo, ya que expresó que "si hay una pandemia que afecta la economía, cómo no llegar a un acuerdo ente Rusia  y Arabia para no provocar la caída del precio del petróleo y profundizar la crisis, dónde está la responsabilidad con la humanidad, la fraternidad, dónde están los llamados jefes de Estado.

Asimismo, López Obrador también rechazó que, durante esta crisis, su gobierno vaya a contratar deuda como parte de su plan de recuperación económico.     

“Quisieran que se destruyera la economía nacional, están apostando a esto (…) ya no se va a regresar al modelo fracasado”, enfatizó.

El presidente expresó que no destinará recursos para el rescate económico como se lo han pedido diversos sectores, ya que a diferencia de otros gobiernos que su “plan era contratar deuda; estoy haciendo todo lo posible para no contratar deuda y endeudar al país.