Luego de que el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, afirmó que algunas “unidades” del gobierno federal no respetan la presunción de inocencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió revisar los límites que tiene la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), cuyo titular, Santiago Nieto, ha hecho públicas sendas de investigaciones contra exfuncionarios de gobiernos anteriores.

“La Fiscalía como órgano autónomo, ha sido muy respetuosa de la presunción de inocencia (…) porque hay unidades, no de la Fiscalía, sino del Gobierno, que no respetan esa presunción”, dijo ayer Gertz Manero durante su participación en la Reunión de Embajadores y Cónsules 2020.

Al respecto, en su conferencia en Palacio Nacional, el López Obrador dijo que se reunirá con Nieto Castillo para definir los alcances de la información que puede hacer pública, a efecto de no poner en riesgo tanto la presunción de la inocencia de los investigados por posible lavado de dinero, como el debido proceso contra los mismos.

“Ya estamos buscando entendimiento, que haya una sana relación, que haya comunicación para definir qué se puede informar, qué no se puede informar, qué es lo que afecta el llamado debido proceso, cuáles son los límites, qué sí puede hacer la Unidad de Inteligencia Financiera en cuanto a información, y qué no puede hacer”, afirmó.

Sin embargo, el presidente López Obrador defendió la labor de la UIF, así como el trabajo de Santiago Nieto Castillo quien, dijo, no hace nada si no lo consulta con él.

“Vamos a definir bien los campos, y esto se va a arreglar. Porque sí hubo esta protesta de parte del Fiscal en defensa de su autonomía, en ejercicio de sus facultades, hay que respetar. Al mismo tiempo es muy importante la UIF, por aquello de si quieres dar con el delincuente, síguele la pista al dinero.

“Vamos a reunirnos; Santiago no hace nada si no consulta con el Presidente. No es echarle la culpa a él. Es que imagínense si aquí me dedico a estar informando sobre lavado de dinero, no me corresponde, entonces, lo tiene que hacer otro servidor público, pero también siempre y cuando no se afecte el debido proceso. Nosotros estamos obligados a actuar con respeto a la legalidad; es cuestión de ponernos de acuerdo”, planteó López Obrador.

[email protected]