No respetan al Padre de la Patria, chin…’’, se burló en voz alta un simpatizante de Andrés Manuel López Obrador, de Pepe Ortiz, un hombre de 58 años que desde hace dos años peregrina por todo el país caracterizando a Miguel Hidalgo y Costilla y que a punto estuvo de caer al suelo, con todo y estandarte de la virgen de Guadalupe, en su intento por abrirse paso entre el tumulto para saludar a su candidato presidencial.

Son unos estúpidos. Ni modo… ¡Viva México, cab…!", arengó el doble del padre Hidalgo, todo magullado.

No diga groserías que lo está viendo la virgen", lo reconvino un adulto mayor que hasta se persignó frente al estandarte.

El candidato de la coalición Movimiento Progresista a la Presidencia de la República ni siquiera miró a su desdentado seguidor, distraído en repartir saludos y besos desde el asiento del copiloto, ya a bordo de su camioneta, a las afueras de la explanada de la delegación Venustiano Carranza.

Había finalizado el mítin que congregó a representantes de todas las corrientes, mejor conocidas como tribus, que convergen en el PRD.

UN TEMPLETE VARIOPINTO, COMO DEMOSTRACIÓN DE UNIDAD

Ahí estaban Jesús Zambrano, presidente nacional del partido del sol azteca, y Dolores Padierna, secretaria general del mismo, los dos de corrientes antagónicas, y los candidatos al Senado por el Distrito Federal Mario Delgado y Alejandra Barrales, entre muchos otros como Martí Batres y Esthela Damián.

Todos ellos aplaudieron fuerte cuando López Obrador prometió acabar con la corrupción en el gobierno federal. Se va a acabar la robadera que tanto daño hace a México… es mucho el dinero que se va por el caño de la corrupción… tenemos que hacer de la honestidad un estilo de vida".

Escuchó lo mismo el empresario neoleonés Alfonso Romo Garza, otrora promotor de la campaña que hizo Presidente a Vicente Fox y quien en 2006 tildó a López Obrador de ser un peligro para México.

Ahora que conoce bien al tabasqueño, narró, está cierto de que se trata de un hombre congruente, austero, honrado, sincero y con un gabinete fuera de serie".

Ya somos amigos de López Obrador, de la honestidad y la honradez", expresó.

Y pidió no solamente a los grandes y pequeños empresarios del país, sino a todos los mexicanos, que profundicen porque nos estamos jugando mucho. En México, si no nos equivocamos, podremos tener un ambiente de mucha prosperidad.

[email protected]