A dos años de haber ganado la presidencia de la República y en un contexto de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19, Andrés Manuel López Obrador insistió en que la economía mexicana crecerá y se fortalecerá gracias a las acciones de su gobierno en favor de los más pobres.

Con motivo del segundo año del “triunfo histórico democrático del pueblo de México”, el mandatario mexicano ofreció un discurso a la nación en el cual aseveró que la nueva estrategia de su gobierno sobre destinar recursos a los menos favorecidos permitirá una recuperación pronta de la economía, con lo cual se empiezan a percibir buenos resultados.

“Por ejemplo, a pesar de la pandemia, según datos del Sistema de Administración Tributaria, del SAT, de enero a junio los ingresos de las principales tiendas de autoservicio en el país, Walmart, Oxxo, Soriana, Chedraui y otras sumaron 564,000 millones de pesos, cifra superior en 59,000millones con relación al mismo periodo de 2019; es decir, vendieron estas tiendas 8.8% más en términos reales”, aseveró el mandatario federal desde el Recinto Parlamentario de Palacio Nacional.

López Obrador abundó sobre los beneficios que reciben las familias de mejores ingresos en el país, destacando el enorme campo de negocios que abre la ratificación del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

Hoy ya inició la aplicación del T-MEC, tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, en un momento por demás oportuno, pues la vecindad con la economía más fuerte del planeta en las circunstancias actuales, de recesión global de las economías, nos ayudará a impulsar nuestras actividades productivas y a crear nuevos empleos”, consideró.

El mandatario dijo que es un hecho que el tratado atraerá más inversión extranjera para la industria de exportación, se crearán más oportunidades de negocios para empresarios y comerciantes, así como puestos de trabajo mejor pagados en beneficio de técnicos y profesionales con altos niveles académicos. Ello, además de la generación de empleos a lo largo de México.

“México es, pues, un país de oportunidades en el que sus habitantes de todas las clases sociales podrán gozar de bienestar, paz y felicidad”, expresó.

Asimismo, el titular del Ejecutivo federal adelantó que las remesas del mes de mayo aumentaron en 18% con relación al mes de abril, lo cual, dijo, refuerza su pronóstico de que ya pasó lo peor de la crisis económica.

Además de considerar que la pérdida de empleos también ya tocó fondo.

“Asimismo, la recaudación de impuestos en el primer semestre del año aumentó en 53,643 millones de empleos, es decir, se mantuvo igual que el año pasado en términos reales”, dijo López Obrador.

Mientras que afirmó que este 2020 la inversión llegará de manera directa a la gente y alcanzará los 650,000 millones de pesos, “cantidad que nunca habían recibido, sobre todo los más pobres y olvidados de México”.

El mandatario reiteró que la pandemia precipitó del modelo neoliberal, aunque resaltó que a diferencia de otros países, la estrategia para remontar la caída de la economía ha sido radicalmente distinta.

Además de que su modelo económico también ofrece al 30% de la población que representa la clase media-alta del país, la posibilidad de hacer negocios, obtener ganancias lícitas y progresar sin trabas o ataduras.

Señaló de paso que se combate sin excepciones ni favoritismos la corrupción y la impunidad, y que existe un auténtico Estado de derecho.

Agregó que los proyectos de extracción de petróleo, generación de energía eléctrica y construcción de vías férreas, puertos, carreteras y otras obras y servicios públicos participan compañías cuyos propietarios, dueños, en su mayoría son empresarios mexicanos.

“Pero sobre todo, los sectores de mayores ingresos se ven beneficiados con el fortalecimiento de la capacidad de consumo de las clases populares, las cuales, al elevar su poder adquisitivo, fortalecen el mercado nacional, el mercado interno, lo que a su vez mejora el panorama para la industria, el comercio y los servicios”, aseveró.

Mientras que su gobierno tampoco ha otorgado nuevas concesiones mineras, ni permitido el uso de semillas de maíz transgénico ni las prácticas del fracking.

Y al igual que en otras ocasiones, el Presidente destacó la implementación de sus proyectos prioritarios como como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el aeropuerto de Santa Lucía, los cuales, dijo, han generado ahorros y se han realizado con consultas a las comunidades y se respeta el medio ambiente.

Además de considerar que nuestro país es de oportunidades en el que sus habitantes de todas sus clases sociales podrán gozar de bienestar, paz y seguridad.

Con este discurso, el presidente buscó posicionar la cuarta transformación de la vida política del país.

rrg / kg