Aunque rechazó optar por las reformas estructurales o la privatización para el desarrollo del país, Andrés Manuel López Obrador, precandidato de las izquierdas a la Presidencia, pidió a los empresarios de la Canacintra un voto de confianza para tomar las riendas del país y los convocó a no dejar pasar la oportunidad de cambiar la política económica .

Expuso que emprenderá una agenda propia, basada en el adelgazamiento del aparato burocrático, ataque a la corrupción, reducción de costos de energéticos, eliminación del Impuesto Empresarial a Tasa Única y, sobre todo, manteniendo disciplina en las finanzas públicas, respeto a la autonomía del Banco de México y equilibrio macroeconómico.

Sé honrar mi palabra, actúo con honestidad, ofrezco mi experiencia, soy libre, no estoy subordinado a ningún grupo de intereses creados y solo estaré al servicio del pueblo y de la nación , afirmó en la Convención Nacional de Industriales 2012.

Los industriales recibieron con aplausos las propuestas del aspirante para fortalecer el mercado interno.

¿Saben de dónde viene esa agenda, la de las llamadas reformas estructurales? , preguntó. De fuera, es lo mismo que le piden a todos los países desde Washington. Nosotros vamos a tener una agenda propia , insistió.

Yo no soy un ambicioso vulgar, no lucho por un cargo público, lucho por principios. Si estoy en esto es porque tengo convicciones y los mexicanos queremos una transformación. No voy a llegar para hacer lo mismo, ¿qué caso tendría? , aseveró.

[email protected]