Andrés Manuel López Obrador propuso a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano como director de Petróleos Mexicanos (Pemex), durante su eventual gobierno.

El candidato de la coalición Movimiento Progresista a la Presidencia de la República hizo la invitación al líder moral de la izquierda mexicana luego de que el michoacano le presentara su "Propuesta 2012 de política petrolera sustentable para el bienestar", que el tabasqueño asumió como propia.

HABLAN DE REUNIÓN ENTRE CÁRDENAS Y SALINAS DE GORTARI

Durante el evento realizado en un hotel de la capital del país y mientras López Obrador hablaba, irrumpió en el presidio Rodolfo Macías Cabrera, un hombre de cabellera larga y blanca que se dijo periodista y candidato presidencial independiente.

Tras saludar al tabasqueño informó a voz en cuello que Porfirio Muñoz Ledo, presente en el acto, le confirmó en la Casa Blanca, la reunión de Cárdenas Solórzano con Carlos Salinas de Gortari.

"Fuera, fuera, fuera...", corearon los asistentes y hubo quienes se levantaron de sus asientos, entre ellos una mujer, con la intención de sacar a empellones al intruso, pero López Obrador lo impidió.

"Ya hablaste... Déjanos continuar..", pedía el aspirante presidencial al barbado.

"¿Ya vieron la importancia de esta reunión?", expresó López Obrador mientras el seudoreportero, de "San Antonio News", ya daba entrevista a las afueras del salón.

Primero en el uso del micrófono, Cárdenas Solórzano planteó la necesidad de instrumentar una nueva política energética, específicamente en materia petrolera para que Pemex recupere su papel de principal impulsor del crecimiento económico y la industrialización del país.

rramos@eleconomista.com.mx

MIF