Para José Antonio Crespo es normal que el presidente Enrique Peña Nieto, como líder nato’’ del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y dirigiéndose a sus correligionarios, trate de infundirles ánimo rumbo a los comicios presidenciales del 2018, y no hay ilegalidad en el hecho de que el jefe del Estado mexicano haya llamado a los suyos, en ocasión del aniversario 88 del tricolor, a evitar el triunfo de la oposición por considerar que la izquierda y la derecha representan un riesgo de retroceso para el país.

No le veo a eso ningún problema , responde el profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), a la pregunta específica sobre si la convocatoria presidencial del fin de semana a los priistas viola la ley electoral.

Si las leyes se leen así, con mucha restricción, a lo mejor algún partido, Morena u otro, mete ante el INE o el Tribunal una queja diciendo que (el presidente) está haciendo campaña por su partido o llamando a no votar por la oposición y a lo mejor el Tribunal algo dice. No sé. Porque tenemos una ley tan restrictiva.

Se me hace absurdo un poco porque todos los presidentes del mundo hablan por sus partidos. Obama no pudo haber hecho más campaña por Hillary, y pegándole y criticando a Trump .

El analista político vaticina que el PRI no podrá retener la Presidencia de la República el próximo año, porque ya falta poco tiempo para la elección y hoy está en tercer lugar de las preferencias.

En el Estado de México (donde habrá elecciones de gobernador el próximo 4 de junio) no sabemos si les va a alcanzar el fraude, a lo mejor sí porque tienen un aparato y una estructura todavía muy fuertes, pero a nivel presidencial ya no. No les va a alcanzar, aunque lo vayan a hacer .

Explica que el destinatario del mensaje de Peña Nieto es Andrés Manuel López Obrador, porque a la fecha es el puntero en las encuestas, y quien ha dicho claramente que echará para atrás la reforma energética.

Sobre la respuesta de López Obrador al mensaje presidencial, en el sentido de que el PRI incurrirá en fraude electoral, Crespo comenta que ya se sabía que más tarde que temprano el tabasqueño argüiría ‘fraude’.

Por su parte, el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, sostuvo que el líder de Morena siempre encuentra una razón para evitar el debate con cualquier actor político, además de que su objetivo es volver a un pasado autoritario y de falta de crecimiento económico.

Finalmente, Antonio Crespo comenta que todos los priistas se dan cuenta de la situación tan precaria en la que está el partido, de las pocas probabilidades que tiene para el 2018, porque está hasta abajo en las encuestas, en tercer lugar .

[email protected]nomista.com.mx