El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó reforzar su seguridad, tras la amenaza que presuntamente lanzó el Cártel de Santa Rosa, en Guanajuato, en contra del mandatario.

“El que lucha por la justicia no tiene nada que temer, y yo soy como ustedes, soy un ser humano y tengo miedo como todos los seres humanos, pero no soy cobarde”, dijo López Obrador.

En conferencia de prensa desde el Puerto de Veracruz en la que estuvo acompañado de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, y de los titulares de la Sedena y Marina, Cresencio Sandoval y José Rafael Ojeda, el político tabasqueño aseguró que la “transformación” no se detendrá.

López Obrador recordó sus años de activista cuando encabezó un movimiento social por la democracia de su estado natal al entonces Distrito Federal.

“Imagínense tantos años de lucha para llegar a la Presidencia y hacer lo mismo de los gobernantes corruptos, de los responsables de la tragedia nacional: no, llegamos para transformar y ofrecemos disculpas, por las molestias que ocasiona nuestro comportamiento”, manifestó el mandatario.

Pero llevamos prisa, subrayó López Obrador, "queremos transformar a México vamos a acabar con la corrupción, vamos a acabar con la impunidad, va a haber justicia y va a haber paz, y va a haber tranquilidad" dijo.