Al presidente Andrés Manuel López Obrador no le preocupa tener el control de la UNAM y parece que ha dejado muy libres a sus autoridades, afirmó Gerardo de la Fuente Lora, catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de esa casa de estudios.

De la Fuente Lora dijo que da la impresión de que, al menos la cúpula universitaria, no se sabe cómo reaccionar y está esperando a que el gobierno intervenga. “Era tan falsa la autonomía que el gobierno siempre estaba metido ahí de alguna manera”.

Dijo que, a diferencia de lo que piensan algunos universitarios, el presidente López Obrador ha respetado a la Universidad.

Incluso dijo que el presidente ha planteado una relación distinta con la UNAM que con otras universidades públicas estatales que estuvieron relacionados en el pasado reciente a casos de corrupción como La Estafa Maestra y aquellas que son controladas por grupos políticos estatales.

Incluso mencionó que algunos profesores de esa institución han comenzado a elucubrar que hay una forma poco adecuada del trato a las universidades en general, “pero en el caso de la UNAM no es así”.

Afirmó que con la UNAM López Obrador “tiene un trato verdaderamente privilegiado, porque no le ha disminuido el subsidio, no ha habido ningún tipo de reprimenda de ninguna causa”.

El profesor comentó que las movilizaciones y cierres de planteles ocurridos durante las semanas recientes son un intento de crear desestabilización en la UNAM, “pero también contra la 4T”, la llamada Cuarta Transformación que impulsan el presidente y su partido, Morena.

Mencionó que como los priistas y panistas no encuentran la manera de articular un movimiento que los impulse, entonces han tomado a la UNAM como un espacio en el que se puede crear algún tipo de desestabilización. “Yo creo que esos grupos están intentando justo que no haya esos cambios en la UNAM. A fin de cuentas, bajo el pretexto de la autonomía quieren que nada cambie”.

Recalcó que en la UNAM hay grupos que estuvieron muy ligados a los gobiernos priistas y que gracias a ellos consiguieron espacios importantes en el gobierno federal como la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Con la llegada de López Obrador a la Presidencia, dijo, muchos priistas y panistas “se han venido a refugiar a la UNAM”.

[email protected]