El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, hizo un llamado a las y los mexicanos a mantener las medidas sanitarias para prevenir una tercera ola de Covid-19.

Durante su visita para supervisar el Tramo 2 del Trena Maya en Campeche, el representante del Ejecutivo Federal mencionó que en la Ciudad de México hay una ocupación hospitalaria mayor a 50%, pero hace dos meses la ocupación de camas alcanzó 92%, por lo que se tuvo que ampliar la infraestructura para atender a pacientes con Covid-19.

“La ventaja es que ya tenemos la vacuna y vamos a aplicarla en todo el país, es de aplicación universal, a todos nos va a tocar la protección, la vacunación, es universal y es gratuita la aplicación de la vacuna (…) Pero no debemos confiarnos porque no queremos una tercera ola”.

En ese sentido, dijo que entre septiembre y octubre del año pasado los contagios por SARS-CoV-2 habían disminuido, sin embargo, a finales de 2020 los casos aumentaron y se observó una baja de los mismos entre enero y febrero del año en curso.

“En el mundo estamos viendo con buenos ojos el que está descendiendo el contagio, no es solo por la aplicación de la vacuna, sino porque es un proceso que tiene esta pandemia, que ahora está con menor intensidad en México y en el mundo”, declaró.

Recordó que la Estrategia Nacional de Vacunación contempla vacunar primero al personal que atiende el Covid-19 en primera línea, e indicó que ya se vacunó casi en su totalidad a este grupo. Posteriormente los adultos mayores de 60 años para prevenir la mortalidad por Covid-19 hasta en 80 por ciento.

“Hoy ya se liberaron más de 800,000 vacunas de un laboratorio de la República de China, que faltaban algunos certificados. Ya los enviaron y ya tenemos esas vacunas; y se tienen también 800,000 dosis de Pfizer y el martes vienen 800,000 más. De modo que ya tenemos suficientes vacunas para aplicar”, expresó.

Finalmente, dijo que se espera que Campeche sea el primer estado en iniciar clases presenciales, y por ello, es el único estado en el que se ha vacunado a casi la totalidad de trabajadoras y trabajadores de la educación.