El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó el evento de alto nivel “Construyendo un Decenio de Acciones para las Lenguas Indígenas”, donde hizo un llamado al fortalecimiento de las lenguas de los pueblos originarios de México.

En el evento, donde estuvo presente Audrey Azoulay, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), afirmó que 97% de los integrantes de la población indígena en el país ya recibe por lo menos un programa de bienestar.

Aseveró que los pueblos deben ser escuchados, atendidos, "primero en sus necesidades básicas fundamentales, el que no haya pobreza y que no haya opresión, y esto lo estamos haciendo. Es para mi un gusto informar que en lo que llevamos de gobierno le hemos dado un trato preferente a las comunidades indígenas", expresó López Obrador.

Audrey Azoulay afirmó que "los idiomas son sinónimos de identidad, escénica les para el futuro común, su reconocimiento es necesario ara la integración hoy".

En otro tema, Audrey Azoulay indicó que es fundamental que la igualdad de género sea una prioridad en la educación como se ha establecido entre la organización internacional y el gobierno de México. 

"Estamos trabajando juntos en el tema de educación para el medio ambiente, pero también en inclusión, ya que para nosotros es importante la igualdad de género, es una prioridad que inspira todas nuestras acciones", afirmó la representante de la Unesco.

Por otra parte, Natalia Toledo, subsecretaria de Diversidad Cultural, al explicar que en el mundo hay 7,000 lenguas, 40% de ellas en riesgo de desaparecer, informó sobre la tarea denominada "Ni una Lengua Menos", para preservar los idiomas en peligro de extinción.

“Es una concurrencia para la colaboración y el diálogo de la mano de las comunidades indígenas, es una oportunidad histórica para un cambio de ruta”, expuso la funcionaria federal.

“En México hubo una política lingüística donde no tuvieron cabida sus idiomas, la Secretaría de Cultura tiene como prioridad a los indígenas que han sido marginados, bajo una perspectiva de inclusión, de respeto a la diversidad y los derechos humanos”, explicó.

Entre las actividades que han desarrollado está la construcción de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas como un espacio para la diversidad lingüística, creando acervos en 68 lenguas indígenas.

Asimismo, un programa de visibilidad y fortalecimiento donde participaron 48 hablantes de lenguas indígenas diferentes. También se contempla la publicación del Plan de Ayala en diez lenguas indígenas originarias como Zapoteco, Tzetzal, Yaqui, Mije, entre otras.

Toledo mencionó a Octavio Paz quien escribió “hay que trabajar de manera creativa, incluyente, respetuosa con las lenguas indígenas para construir un mejor mundo”.

La funcionaria federal añadió que el desarrollo no se construya sobre los restos de las lenguas indígenas y las frases rotas, “ni una lengua menos”, finalizó.