Con el propósito de reducir el precio de los energéticos en apoyo a los consumidores y a la pequeña y mediana empresa, el precandidato de las izquierdas a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que de ganar la elección del 1 de julio construirá cinco refinerías.

Las refinerías se construirían en Atasta, Campeche, donde se aprovecharía el petróleo de la sonda; Dos bocas, Tabasco, ya que ahí se produce el mejor petróleo, súper ligero, olmeca ; otra junto a la que ya existe en Salina Cruz, Oaxaca, para abastecer por el pacífico a los estados del norte de país y una más en Salamanca, Guanajuato.

Además de que terminará la de Tula, Hidalgo, que a dos años de haberse iniciado la construcción el avance es muy poco, indicó.

El tabasqueño refirió que no es posible que resulte mejor comprar la gasolina que producirla en México.

Es cosa de tener en cuenta que en Estados Unidos hay 144 refinerías. Japón que no tiene petróleo crudo tiene casi 50 refinerías, nosotros tenemos 6 refinerías en el país y desde hace 30 años no se construye una nueva , agregó.

Actualmente, señaló, se está comprando el 51% de la gasolina y se destinan alrededor de 26,000 millones de dólares para la adquisición de 50,000 barriles diarios en el extranjero.

Tan sólo con el dinero que se gasta en la transportación de esa gasolina, dijo, lo cual asciende a unos 80,000 millones de pesos, se puede construir una refinería grande.

No hay ninguna justificación en el no hacer las refinerías en el país, lo cual significará crear empleos y ahorra mucho dinero, quitar mucho subsidio que no va al consumidor sino a los encargados de la compra de la gasolina, que nadie sabe quiénes son , aseguró.

Nadie sabe quiénes son, es un secreto, porque es uno de los grandes negocios que se hacen arriba, desde luego vamos a transparentar todo eso, se van a terminar estos negocios. No se pueden seguir haciendo estos negocios a costa de la economía del pueblo de México , afirmó.

Con información de Radio Fórmula.

MIF