Los mayores, capitanes y tenientes de la clase de arma y de servicio del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos ya no estarían obligados a prestar como mínimo dos o tres años de servicios en las unidades castrenses para ascender.

Ello dependerá de que el Congreso de la Unión, tal como propuso el Ejecutivo federal, modifique la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos para eliminar como requisito para participar en los concursos de selección para ascensos, la obligación de los mayores, capitanes y tenientes de la clase de arma y de servicio del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos de prestar como mínimo dos o tres años de servicios como tiempo de antigüedad en el grado en las unidades de las instituciones castrenses.

De acuerdo con la iniciativa que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó ante la Cámara de Senadores, la intención es motivar al personal militar potencial para efectos de su participación en los concursos de selección para ascensos, sin que deban preocuparse por ser colocados por órdenes emanadas de las áreas que se encargan del manejo de los recursos humanos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en alguna unidad, dependencia o instalación en la que no les cuente el tiempo de antigüedad en el grado y, por ende, pierdan la oportunidad de participar en un concurso de selección para ser promovidos al grado inmediato superior.

La ley vigente establece que a los mayores, capitanes y tenientes de la clase de arma y de servicio que se desempeñen como profesores o instructores, encuadrados en los establecimientos de educación militar, se les homologará el tiempo de servicios en esta situación como tiempo en unidades del Ejército y unidades de vuelo de la Fuerza Aérea en una sola ocasión, ya sea en un mismo grado o entre dos grados consecutivos.

Según el proponente, tal situación ocasiona perjuicios al personal militar que se encuentra en esos establecimientos y que logre obtener el ascenso ya que necesariamente tendría que ser cambiado de adscripción lo que implica para la Sedena desaprovechar sus conocimientos, experiencia, adiestramiento especial, capacidades y nivel académico.

[email protected]