Acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez y de sus hijos José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo, el candidato de la coalición Movimiento Progresista a la Presidencia de la República arribó en punto de las 7:55 horas a la casilla en que votó y se formó durante una hora detrás de siete ciudadanos.

"El voto es el arma de la democracia para lograr que las cosas cambien... La gente quiere resolver las cosas por la vía pacífica y electoral", declaró Andrés Manuel López Obrador, por el rumbo de Copilco, al sur de la ciudad, donde se ubicó la casilla Básica y Contigua correspondiente a la sección 0359, cuyos representantes tardaron una hora y media en abrirla.

La expectativa del candidato de la izquierda al arrancar la jornada comicial dominical es que haya mucha participación porque, aseguró, la gente quiere un cambio verdadero.

"Confío en la gente y en que van a ser buenos los resultados", afirmó.

En opinión del perredista tabasqueño, la amplia participación de los jóvenes a nivel nacional y el uso de las redes sociales serán indispensables y servirán a la observación electoral.

"Hoy por la noche va a haber fiesta cívica nacional... Vamos al cambio por el camino de la concordia... Los jóvenes van a participar mucho y ese es un elemento bueno", respondió López Obrador a la pregunta de si confía en el triunfo.

Dijo que amaneció muy bien y de buenas. "¡Ánimo!", completó, su grito de batalla durante la campaña al iniciar sus conferencias de prensa diarias en punto de las siete de la mañana desde el punto del país en que se encontrara.

Tras emitir su sufragio, el perredista regresó a su casa a desayunar para posteriormente trasladarse a su casa de campaña de la colonia Roma; por la tarde aguardará los resultados de los comicios desde un hotel capitalino.

RDS/klm