El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que respetará el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) si ordena modificar las leyes de la Guardia Nacional, luego de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó cuatro acciones de inconstitucionalidad contra las leyes secundarias del nuevo cuerpo de seguridad civil.

“Lo mismo en el caso de la Guardia Nacional ¿Qué hicieron para exigir el que se detuvieran las razias, las masacres en los gobiernos anteriores? ¿Qué hicieron para exigir la presentación de los jóvenes de Ayotzinapa? Entonces, ya basta de simulación, fuera máscaras. Pero tienen todo su derecho. Si el Poder Judicial decide que se modifiquen las leyes, lo hacemos”, comentó.

El mandatario federal dijo que respeta a la CNDH, aunque consideró que no tiene mucha “autoridad moral” al haber sido “cómplice” cuando el Estado mexicano fue el principal violador de las garantías individuales, y ahora con su gobierno actúa de otra forma.

Expuso que no era posible que la CNDH no haya hecho nada para que se investigara en su momento el incendio en la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, y ahora emita una recomendación a su gobierno por la cancelación de las estancias infantiles. Sostuvo que, en ese caso, su gobierno no desea que sigan operando estancias que no cumplen con los requisitos de seguridad.

“Es como el mundo al revés. Los que defienden los derechos humanos están promoviendo una posible y grave violación de derechos humanos, porque ¿cómo se van a mantener estancias infantiles sin seguridad?, ¿por qué subrogar?, ¿por qué el sistema de privatización en la seguridad social?, ¿y por qué esta recomendación?”, se preguntó.

Por separado, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, sostuvo que este organismo no tiene adversarios ni busca confrontarse con el presidente, en cambio es una institución de contrapeso sano, y rechazó que haya actuado a modo durante el gobierno anterior. (Con información de Notimex)