El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que se llegó a un acuerdo en el conflicto de la Policía Federal, luego de las manifestaciones de elementos de esta corporación en contra de su integración a la Guardia Nacional. “Resultaron bien las cosas”, destacó al reiterar que no se despedirá a nadie.

Ya se resolvió el asunto, afirmó, va a continuar la selección para que quienes lo deseen pasen a formar parte de la Guardia Nacional siempre y cuando cumplan los requisitos, “y los que no puedan participan en la Guardia tendrán otras ocupaciones, pero no se despide a nadie”, indicó en conferencia de prensa.

López Obrador agradeció a los ciudadanos porque contribuyeron a evitar que el conflicto creciera, “en encuestas se manifestaba la inconformidad de la gente con la actitud de un grupo de la Policía Federal, no se vio bien, sobre todo en la agresión a mandos y a una mujer, así como la toma de carreteras”.

Durante la semana pasada, policías federales de México protestaron en la sede de su corporación por el supuesto cambio de sus condiciones laborales al ser transferidos a la Guardia Nacional, la iniciativa clave de seguridad del gobierno mexicano.

En ese momento, el gobierno consideró que había "grupos de interés" sospechosos de corrupción e incluso el expresidente Felipe Calderón (2006-2012) detrás de las protestas.

El mandatario reiteró que hubo "mano negra" (intereses) en las protestas que realizaron los policías federales: "También hubo mano negra, sin duda, manejo en las redes sociales con 'bots'".

López Obrador dijo también que los elementos que no acepten el acuerdo están en su derecho. "No hay siempre que decir que sí. Somos libres, cada quién puede hacer lo que considere más conveniente", dijo.

"Se avanzó con el acuerdo pero siempre va a haber diferencias, disidencias", matizó

Principalmente conformada por militares, la Guardia Nacional es la apuesta del gobierno de López Obrador para abatir los crecientes índices de violencia en México, aunque sus detractores denuncian que es una militarización del país.

Carta al presidente de la SCJN

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) es una persona íntegra, honesta, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador al aseverar que confía en él para combatir la corrupción e impunidad en el Poder Judicial de la federación.

El mandatario federal indicó que, con respeto a ese Poder, este martes enviará una carta al presidente de la Corte, donde plantea la necesidad de combatir la corrupción, e indicó que si bien tiene la facultad de presentar una iniciativa de reforma constitucional sobre el funcionamiento del Poder Judicial, no lo hará pues confía en su titular.

“Los procesos de renovación de las instituciones se pueden llevar a acabo si existen dirigentes o autoridades integras que no toleren la corrupción”, expresó en conferencia de prensa donde señaló que es un buen momento para realizar esa transformación en el Poder Judicial, pues para limpiar de corrupción al país y se requiere de la participación de todos: ciudadanos y autoridades.

López Obrador fue cuestionado sobre la determinación de una jueza de no citar a comparecer al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, por la compra de Agro Nitrogenados, caso por el que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, enfrenta una orden de aprehensión.