El presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que su gobierno no cometerá actos de injusticia o excesos en contra de empresarios o contribuyentes mediante las nuevas reglas de facturación.

En Palacio Nacional, durante su conferencia matutina, el Presidente reconoció que hay inquietud por parte de la iniciativa privada sobre las nuevas reglas para la comprobación fiscal, y así se lo han expresado empresarios con los que se ha reunido.

López Obrador indicó que las sanciones sólo serán para aquellos casos en los que los contribuyentes no puedan acreditar que fueron engañados al recibir una factura falsa. Argumentó que se debe detener ese fenómeno, ya que representa pérdidas para el gobierno de 300,000 millones de pesos anuales.

“Estoy convenciendo de la importancia que tiene el evitar los fraudes con facturas falsas, con la creación de empresas fantasma, porque esto generó alguna preocupación legítima entre empresarios, porque se reforma el artículo 19 de la Constitución, y se convierte en delito grave la defraudación fiscal, la doble facturación, la creación de empresas fantasma.

“Hay inquietud y se pensaba que iba a actuarse de manera arbitraria, que con la simple denuncia del SAT a un juez se iba a encarcelar al que hubiese emitido una factura falsa o hubiese utilizado una factura falsa. Les explicamos que no es así. Primero el SAT hace la investigación, llama a los afectados o presuntos defraudadores. Si (por ejemplo) compraron un pódium, y les dieron una factura falsa, ellos pueden mostrar que tienen el pódium y que fueron engañados, eso es una atenuante, y hasta ahí llega la investigación.

“Si no aparece el pódium, entonces si el SAT turna el caso a la Procuraduría Fiscal, que también hace su investigación, y si considera que hubo fraude, tiene que preparar un expediente y lo presenta a la Fiscalía General, al Ministerio Público, y llama a los involucrados. Hay presentación de pruebas, defensa. Si el Ministerio Público considera que en efecto hubo fraude, ya lo turna al juez y él decide. Si hubo fraude, entonces sí es prisión, mientras se desahoga al proceso, pero también se puede recurrir al amparo, hay formas de defensa”, explicó el mandatario.

El presidente López Obrador dijo que está aprovechando cada reunión que sostiene con empresarios para hacerle estas aclaraciones, a fin de que no crean las “plagas” de rumores que se difunden sobre el nuevo procedimiento de facturación.

[email protected]