El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que hay siete gasoductos en manos de particulares que no están operando, y a pesar de ello, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) les debe pagar 21,000 millones de dólares.

“Si los ductos no se pueden construir, como está sucediendo en siete grandes gasoductos, se tiene que estar pagando a las empresas, aunque no haya gas.

“Hay siete gasoductos parados que van a significar una erogación para el mediano plazo de 21,000 millones de dólares a la Comisión Federal de Electricidad”, dijo López Obrador.

“Siete ductos por los que hay que estar pagando; ductos para gas que no tienen una planta para generar, sino que se dio el contrato, se obligó a la Comisión Federal de Electricidad a contratar la compra de energía eléctrica a empresas particulares y a pagarles si se presentaban problemas, como si se estuviese recibiendo el gas, por eso hablamos de contratos leoninos”, dijo el mandatario.

El director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, aseguró que las empresas a las que se les dio una concesión para operar esos siete gasoductos son:  Carso; IEnova y TransCanada.

En entrevista posterior a la conferencia en Palacio Nacional, Manuel Bartlett dijo que el gobierno convocará a dichas empresas para tratar de renegociar los términos de los contratos. Afirmó que el gobierno apelará a la voluntad de los empresarios, aunque también está la posibilidad de que la CFE interponga denuncias.

“Lo que dijo el Presidente es muy claro: él va a invitar a estas empresas que son harto conocidas, para que inicien una revisión de contratos firmados en el periodo anterior y si no están de acuerdo serán demandados”, aseveró el director de la CFE.

Bartlett Díaz refirió que los contratos con estas tres empresas fueron firmados en el anterior sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, aunque no ofreció con exactitud la fecha.

[email protected]