El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que la solicitud de juzgar en México al exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, sea parte de alguna presión ejercida por las fuerzas armadas de nuestro país o se trate de algún intercambio con EU, al tiempo que aseveró que no habrá impunidad en el caso.

En su conferencia de prensa, en Palacio Nacional, el mandatario afirmó que la Fiscalía General de la República (FGR) determinará todo el proceso y avanzará en la investigación del general Cienfuegos, quien fue acusado de narcotráfico en el país vecino.

“No hay nada a cambio, no establecemos compromisos que afecten a nuestros principios, es algo que teníamos la obligación de hacer, porque sentimos que no se había cuidado el procedimiento, no significa impunidad, significa que se inicia una investigación, que ya comenzó a partir de que nos envían, elementos de prueba”, enfatizó López Obrador.

Asimismo y ante todas las especulaciones sobre la desestimación de los cargos contra el general en retiro por parte de autoridades estadounidenses, López Obrador argumentó que ello se debió a la investigación contra el exfuncionario federal violó el acuerdo de colaboración en materia de seguridad, existente entre México y EU.

“Miren no hay nada oculto, nosotros actuamos a partir de principios y lo que se hizo en este caso fue intervenir en materia política, diplomática, para expresar nuestra inconformidad ante un hecho que se presenta y deciden juzgar en Estados Unidos sin conocimiento de nuestro gobierno , esto va más allá de lo legal, no quiere decir , que no sea legal, existe un acuerdo de colaboración suscrito años atrás en esta materia, pero no se hacía valer, y fue, en el caso que nos atañe, violado, porque nosotros no tuvimos ninguna información”, aseveró el presidente.

Cronología de las comunicaciones tras la detención de Cienfuegos

En tanto, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, explicó parte de las comunicaciones diplomáticas que se llevaron a cabo en este caso, las cuales tuvieron una duración de poco más de un mes.

-15 de octubre: Día en que fue detenido el general retirado Salvador Cienfuegos Zepeda en los Ángeles, California. Lo que fue comunicado directamente al secretario de Relaciones Exteriores, por el embajador de los Estados Unidos de América en México, Christopher Landau.

-21 de octubre: El canciller y el embajador Landau sostienen una reunión, en la que se le expresó verbalmente la sorpresa y el descontento de México por no haber sido enterado con anticipación de que existía una investigación en contra del general retirado Cienfuegos, quien fuere el secretario de la Defensa Nacional.

-26 de octubre: Marcelo Ebrard conversa con el fiscal general de los Estados Unidos, William P. Barr, en la que de nueva cuenta manifiesta el descontento del Gobierno de México por la falta información compartida por el gobierno de EU, en la investigación y posterior detención del exsecretario de la Defensa Nacional,  basándose en el criterio de que existe una alianza en contra de la delincuencia organizada y que no era entendible que siendo aliados no se hubiese notificado a la parte mexicana.

-28 de octubre: La administración del presidente López Obrador envía una nota diplomática a la Embajada de Estados Unidos, manifestando su profundo extrañamiento por la falta de información sobre la investigación que condujo a la detención del exsecretario de la Defensa, independientemente de su inocencia o culpabilidad de los hechos a los que hace alusión la investigación.

-30 de octubre: El director general para América del Norte, Roberto Velasco, recibió, físicamente, por parte del ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos, un oficio con fecha del 29 de octubre de 2020, y suscrito por el administrador interino de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), Timothy Shea, el cual fue acompañado con un anexo de 743 páginas.

-2 de noviembre: El canciller turnó el oficio junto con el anexo al fiscal general de la República, Dr. Alejandro Gertz Manero, para su análisis en el ámbito de sus competencia.

-6 de noviembre: Marcelo Ebrard sostiene una segunda conversación telefónica con el fiscal general de los Estados Unidos, William Barr, para notificarle que había turnado a la Fiscalía General de la República el oficio del administrador interino Shea, junto con su anexo correspondiente para que actuara en el ámbito de su competencia, de así resolverlo el fiscal general de la República, en virtud de que se refieren hechos constitutivos presuntamente de ilícitos

En tanto, la Fiscalía General de la República solicita de manera formal y en los términos del Tratado de Cooperación entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América sobre Asistencia Jurídica Mutua, la evidencia del caso que obraba en poder del Departamento de Justicia.

-11 de noviembre: El Gobierno de México recibió de manera oficial la evidencia certificada del caso mediante valija diplomática y de conformidad con el Tratado de Cooperación. Se dijo que esta documentación, íntegra, fue enviada a la Fiscalía General de la República.

-17 de noviembre: Después de prácticamente 6 días de que se recibió esa evidencia certificada, la Fiscalía General de la República y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos dieron a conocer que, gracias a la estrecha relación entre ambas dependencias, el Departamento de Justicia tomó la decisión de solicitar a la jueza del caso que se desestimen los cargos penales contra Salvador Cienfuegos para que sea investigado y, en su caso, procesado acorde con las leyes mexicanas.

Además de que Estados Unidos se compromete a continuar la cooperación, dentro de ese marco, para apoyar las investigaciones que realicen autoridades mexicanas. De esta forma, nuestros países siguen comprometidos con la cooperación en este asunto.