Diputados locales recibieron hoy en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) a representantes de organizaciones que están a favor de las corridas de toros, quienes desde esta mañana se manifestaron al exterior del recinto.

Los legisladores escucharon las posiciones de los pro-taurinos, quienes afirmaron que con la prohibición de la tauromaquia en México se afectarían los ingresos económicos de miles de familias que participan en la realización de la llamada fiesta brava.

Argumentaron que de aprobarse el dictamen presentado por la Comisión de Administración Pública Local, la capital del país dejaría de beneficiarse con la derrama económica por cada temporada en la Plaza México.

Asimismo, representantes de la Asociación de Matadores y la empresa de la Plaza México indicaron a los legisladores que en las corridas de toros, cuando mucho se sacrifican 500 reses al año, mientras que para el consumo humano en el Distrito Federal son sacrificadas dos mil diarias.

Expusieron a legisladores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y del Trabajo (PT), que entre los trabajadores que se verían afectados con la prohibición de la tauromaquia, se encuentran taquilleros, boleteros, porteros, torileros y músicos.

Asimismo, guardavaras, acomodadores, plaqueros, cocineros, monosabios, además de quienes participan de manera directa en la fiesta brava como los picadores, banderilleros, matadores de toros, ganaderos, transportistas, productores forrajeros y artesanos de banderillas, moñas y puyas.

Recalcaron que antes de prohibir las corridas de toros, se debe conocer a profundidad todo lo que representa esa fiesta como manifestación cultural y artística, como tradición, costumbre histórica y atractivo turístico en la ciudad de México.

Al respecto, el perredista Maximiliano Reyes Zúñiga, integrante de la Comisión de Gobierno de la ALDF, dijo que antes de tomar una decisión al respecto, se debe revisar el impacto que tendría en miles de familias, pues esa actividad abarca desde la crianza de toros hasta los trabajadores.

Dijo que antes de que se vote si se aprueban las reformas a la Ley de Espectáculos Públicos del Distrito Federal, se deben escuchar todas las voces, pues se trata de una actividad que genera más de 25,000 empleos directos tan sólo en la ciudad de México.

Acompañado por sus compañeros de bancada, Guillermo Sánchez Torres y Uriel González Monzón, Reyes Zúñiga aseguró que para seguir con el análisis del tema, faltaba escuchar la posición pro-taurina sobre el impacto social y económico que produciría el cierre de la Plaza de Toros México.

A su vez, Fernando Rodríguez Doval, del PAN, y Adolfo Uribe, del PT, también sostuvieron que para la elaboración del dictamen que aprobó la mencionada comisión, sólo se escuchó a quienes no están de acuerdo con las corridas de toros.

Desde la mañana de este martes se dieron cita a las afueras de la sede de la ALDF organizaciones a favor de la tauromaquia, que portaban carteles con la leyenda Sí a la Fiesta Brava , así como los toreros Lupita López, Javier Ocampo, Federico Pizarro y Humberto Flores.

MIF