Aproximadamente 58,000 edificaciones tuvieron daños totales o parciales a causa del sismo del 7 de septiembre en Chiapas, pese a ello las obras de reconstrucción no han impulsado al alza la edificación en la entidad.

El valor generado por las empresas constructoras era de 192 millones 389,000 pesos en septiembre del 2017, el efecto del sismo fue inmediato, para octubre del mismo año el valor de las obras alcanzó 326 millones 837,000 pesos, lo que significó un crecimiento de 69.9% en términos reales.

Aunque insuficientes, las obras que se han realizado en Chiapas están principalmente financiadas por el sector público (55.5% del total). En octubre del 2017, inmediatamente después del sismo sí se presentó un incremento del valor de las obras, sin embargo, a partir de noviembre la inversión en construcciones volvió a caer.

Desde septiembre del 2017 y hasta junio del 2018 (el dato más reciente) el valor generado por las obras ha caído 5.1% en promedio, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

El sismo no impulsó al sector constructor, que en periodos anteriores había registrado un comportamiento positivo con crecimientos de hasta tres dígitos. En promedio el valor de las obras totales en Chiapas registró un crecimiento de 192.7% desde mayo del 2016 hasta agosto del 2017, un mes antes de que ocurriera el sismo.

Oaxaca protagoniza el crecimiento de obras

Oaxaca es la entidad en la que más ha crecido la construcción a partir del sismo del 7 de septiembre en relación con otras entidades adectadas. Es además, el territorio en donde se registró el mayor número de inmuebles con daños totales y parciales, situación que impulsó el dinamismo del sector constructor.

Se observa el efecto sismo de manera inmediata en Oaxaca; en septiembre del 2017 el valor de producción era de 66 millones 160,000 pesos y para el mes siguiente el valor de las obras ascendió a 215 millones 503,000 pesos, lo que expresa un incremento de 225.7%. El capital público es el que impulsó la mayor parte de las obras en la entidad (61.8% del total).

Las afectaciones causadas por los sismos en el territorio oaxaqueño ascendieron a 63,000 inmuebles con algún tipo de daño en las estructuras de construcción. En esta entidad las obras de reconstrucción sí tuvieron una influencia significativa en el valor generado de la industria constructora. El valor de las construcciones creció 67.9% de septiembre a junio del 2018.

La Ciudad de México la única entidad con crecimiento sostenido

En la capital del país se registraron daños severos en las edificaciones y fue el territorio en el que más muertes se registraron a causa del sismo del 19 de septiembre del 2017. El número de bienes inmuebles derrumbados ascendió a 5,000 aproximadamente.

El efecto del terremoto en el sector constructor no fue tan pronunciado como en otros estados, pero el crecimiento de las obras ha sido sostenido desde septiembre del 2017. En septiembre del 2017 el valor de las construcciones era de 3,973 millones 915,000 pesos y para el mes siguiente aumentó a 4,067 millones 902,000 pesos, situación que implica un incremento de 5.0 por ciento.

Desde septiembre y hasta junio del 2018 el valor total de las obras de la Ciudad de México ha crecido 32.0% en promedio. El dinamismo del sector constructor en esta entidad está impulsado por el capital privado, el principal contratista en las obras posteriores al sismo (56.1 por ciento).

Efecto sismo llegó tarde a Puebla y débil a Morelos

Los límites entre Morelos y Puebla dieron lugar al epicentro del sismo del 19 de septiembre del 2017 y los daños en las estructuras de los edificios llegaron a 15,000 inmuebles en Morelos y 28,000 en Puebla aproximadamente. Sin embargo, el efecto del sismo en el sector constructor se hizo presente de manera tardía en comparación con las otras entidades afectadas.

En septiembre del 2017 el valor de las obras en Puebla era de 324 millones 134,000 pesos y para octubre del mismo año el valor fue de 311 millones 694,000 pesos, lo que implicó una caída de 3.8% del monto generado por las construcciones. No fue hasta noviembre cuando la tarea de reconstrucción impulsó al sector de la construcción.

Desde septiembre del 2017 hasta junio del 2018 el valor de las obras ha incrementado 17.6%, siendo el capital privado el que más obras ha financiado en el periodo. (70.1% del total de obras).

En el caso de Morelos, las obras registraron un crecimiento inmediato de 80.2% de septiembre a octubre del 2017. El total producido en el mes del sismo ascendió a 57 millones 938,000 pesos y al mes siguiente las construcciones generaron 104 millones 423,000 pesos. Sin embargo, a partir de octubre el valor total de las obras no ha logrado alcanzar ese nivel de crecimiento.

A partir del sismo y hasta junio del 2018 las obras han aumentado sólo 12.0 por ciento. Las obras de reconstrucción no han tenido un efecto muy pronunciado en el sector constructor y el gobierno no ha realizado esfuerzos suficientes debido a que el capital privado es el que tiene la mayor parte de los contratos para la construcción de edificaciones (63.57 por ciento).

[email protected]