Con el fin de salvaguardar el derecho que tienen los menores de edad de ver a sus progenitores cuando éstos están divorciados o separados, el diputado Luis Antonio Macías Trejo propuso la inclusión de un sexto capítulo al Código Civil queretano, que añada el concepto de alienación parental.

El Presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia explicó que la propuesta de ley contempla retirar la patria potestad o custodia al progenitor que ponga al menor en contra del otro, al grado de que no desee verlo.

La alienación parental es la manipulación que uno de los padres o un familiar realiza a un menor de edad mediante la desaprobación o crítica con el objeto de denigrar al progenitor o a sus familiares, con el propósito de producir en el infante: rechazo, rencor, odio o desprecio hacia uno de éstos , definió el Diputado priísta.

El concepto no se contempla

El concepto no se contempla en los códigos civiles de México, salvo en Aguascalientes, aunque su definición es muy exigua. De aprobarse la iniciativa, Querétaro sería la segunda entidad en incluirlo.

Un día antes del día internacional de la alienación parental, Macías Trejo añadió que el artículo 449, capítulo tercero diría: Todo menor de edad tiene el derecho de mantener contacto y visita regular con sus progenitores, hermanos y demás familiares. Quien ejerza la patria potestad o custodia deberá procurar el respeto y el acercamiento constante con el otro progenitor .

La manipulación deberá ser suficientemente grave como para inducir al menor a rechazar la convivencia con el progenitor o familiar.

El legislador expuso que la propuesta fue hecha luego que ha tenido acercamientos con abogados e incluso jueces del Tribunal Superior de Justicia de la entidad quienes le reportaron que, sin dar cifras exactas, a diario tienen que tratar este tema y no tienen suficientes herramientas jurídicas para solucionarlos.

La alienación parental se probará luego de que el progenitor interesado lo notifique ante un juez, quien realizará una investigación mediante pruebas periciales y psicológicas al menor, además de los testimonios que aporten familiares o testigos.

La pérdida de la patria potestad se determinará luego de un juicio sumario que deberá resolver el tema a la brevedad.