Por considerar que se trata de propaganda prohibida y a sólo unas horas de que concluyan las campañas electorales, el Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó la suspensión inmediata de llamadas telefónicas masivas a los ciudadanos, realizadas por cuatro empresas que, a manera del levantamiento de encuestas, pretenden descalificar a Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES).

En sesión extraordinaria, la Comisión de Quejas y Denuncias aprobó por unanimidad la aplicación de medidas cautelares debido a que existe evidencia de que, aunque las empresas involucradas aseguran que la realización de dichas llamadas cesó desde el pasado día 6, éstas continúan.

Durante el debate del asunto que inició con la presentación de una queja por parte de Morena en la que sostiene que el hecho agravia a López Obrador, el consejero electoral Benito Nacif explicó que, en su opinión, las llamadas se inscriben en la realización de propaganda, por lo que debe quedar claro, tras la investigación correspondiente, si se trató de aportaciones en especie a alguna campaña o candidato por parte de las empresas involucradas toda vez que los responsables de éstas aseguran que nadie las contrató y que actuaron por decisión propia.

Se debe investigar, dijo, si el hecho viola el artículo 54 de la Ley General de Partidos Políticos que prohíbe a personas morales hacer aportaciones en dinero o en especie a partidos, coaliciones o campañas.

“Así que, ante la posibilidad de que esto sea propaganda político-electoral de carácter prohibido por quien está realizando su contratación, porque la prohibición está dirigida a garantizar la equidad evitando que actores que no están legalmente capacitados para difundir propaganda electoral, lo hagan”, dijo.

De ahí que las empresas TKM Customer Solutions, Focus Investigación e Inteliphone, entre otras, dispondrán de un plazo de tres horas, a partir de que sean notificadas, para suspender las llamadas telefónicas.

Nacif enfatizó que se está ante propaganda emitida a través de llamadas telefónicas que simulan ser encuestas pero cuyo contenido tiene un carácter propagandístico.

No necesariamente, precisó, la propaganda puede ser a favor de una campaña sino también puede estar dirigida a desalentar alguna candidatura, en este caso la de López Obrador. (Rolando Ramos)