La Cámara de Diputados modificará la minuta de reformas a la Ley de Seguridad Nacional porque el decreto aprobado por los senadores era muy limitado , afirmó Alfonso Navarrete Prida, tras negar que los cambios que habrán de introducirse violen la Constitución y los derechos humanos y que se pretenda dar un albazo.

Al referirse a las críticas de los propios senadores priístas respecto de las modificaciones que impulsa la diputación federal del PRI y a no haber acuerdo, la reforma quedaría congelada, el legislador tricolor apeló al absoluto respeto al trabajo de la Cámara revisora.

¿Cuáles son las diferencias? Que sí las hay. La diferencia es ésta: la minuta del Senado se basa en una tesis jurisprudencial, no es una jurisprudencia, que dice que las Fuerzas Armadas podrán ser auxiliares de la seguridad pública (…) Lo que se hizo en esta propuesta es dividir completamente los temas de seguridad pública y de seguridad nacional. La seguridad pública está claramente definida en la Constitución en el Artículo 21, pero no hay una sola definición de seguridad nacional… .

Navarrete Prida explicó que el grupo plural de trabajo, que se formó por instrucciones de la Junta de Coor­dinación Política de la Cámara Baja para analizar el proyecto de dictamen elaborado por la bancada priísta y del que forma parte, sigue abocado al tema para irlo afinando.

La propuesta divide los temas de seguridad pública y de seguridad nacional, y obliga a que si el Ejecutivo federal hace uso de la facultad del (Artículo) 89 de la Constitución, que es la utilización de la Fuerza Armada permanente, lo haga bajo una serie de candados y requisitos en el marco del respeto a garantías individuales y a derechos humanos .

Reconoció que hay posiciones políticas a los cambios pretendidos, pero que, sin duda, la propuesta del PRI representa un enorme avance en materia de seguridad nacional y en materia de regular lo que hasta el momento ha sido caótico en el país, que es la confusión de la utilización de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública y la consecuente violación de derechos humanos .

[email protected]